Mercados españoles abiertos en 3 hrs 9 min

El repunte de la bolsa por el coronavirus provoca el temido ‘cruce de la muerte’

Lo último que los inversores, ya en una mala situación, quieren ver en este momento es un patrón técnico temido por los mercados.

Sin embargo, es ahí donde nos encontramos tras el fuerte repunte del S&P 500 luego de alcanzar niveles mínimos hace una semana. Por primera vez en más de un año, el S&P 500 ve cómo su promedio móvil de 50 días se cruza con el promedio móvil de 200 días (véase el gráfico de Yahoo Finance de abajo), según señala SunDial Capital Research. En Wall Street, esto se conoce como el “cruce de la muerte” y comúnmente se considera como un indicador de tendencia a la baja a corto plazo para los mercados.

No a todos los analistas técnicos les preocupa el resurgimiento de este patrón.

“Hay tantas otras fuerzas que entran en juego en lo referido al cruce del promedio móvil, e históricamente el trasfondo es tan complejo, que ni siquiera he considerado el cruce del promedio móvil como una amenaza para el anhelo de riesgo de los inversores, pero imagino que, si tengo razón y el repunte llega a 2800, 2950 o 3000, empezará a encontrar resistencia en torno a ese cruce y esos promedios”, explicó Rich Ross, jefe de análisis técnicos de Evercore ISI, a través de un email.

El S&P 500 forma un inoportuno patrón gráfico conocido como el cruce de la muerte.

Pero SunDial Capital Research respalda sus preocupaciones con datos históricos.

Volvamos a 1928, cuando el S&P 500 formó un cruce de la muerte en menos de 200 días, en el que el índice cayó una media de 2,9 % durante el mes siguiente. Lo cierto es que algunas de las caídas en el conjunto de datos utilizado han sido graves. Después de que el patrón de cruce de la muerte golpeara el 4 de mayo de 1962, el S&P 500 perdió un 13,1 % en el mes siguiente. En cruce de la muerte también se disparó el 28 de agosto de 2015 y el S&P 500 cayó rápidamente un 5,3 % ese mes.

Según muestran los datos de SunDial Capital Research, lo único que nos podría salvar es que el rendimiento medio del S&P 500 a un año de que se llegara al cruce de la muerte es de 9,7 %.

“Los rendimientos de las acciones, los diferentes sectores y el índice S&P 500 no parecen indicar unas ventas sólidas. En todo caso, a medio o largo plazo ocurre lo contrario. La única advertencia es que buena parte de las señales recientes vieron que se da una fase de prueba de la bajada inicial y, aunque en este momento eso se ha convertido en una opinión consensuada, parece improbable que el mercado dé cabida a tantas opiniones similares”, escribe el equipo de SunDial.

Suponemos que eso es tranquilizador.

Brian Sozzi