Mercados españoles abiertos en 4 hrs 24 min

El dólar advierte de una gran desaceleración económica, dicen los analistas

Según varios analistas, el valor del dólar podría caer de forma sustancial si el presidente Trump se sale con la suya imponiendo aranceles (REUTERS/Thomas White).

Los analistas explican que el dólar ha vuelto a caer, y algunos afirman que se hundirá mucho más antes de que todo esté dicho y hecho. Y esa caída puede coincidir con la recuperación económica mundial que los economistas y analistas de mercado han estado defendiendo desde el año pasado.

El presidente Donald Trump propuso fijar aranceles, una medida que nos aboca a una guerra comercial global que podría enterrar el optimismo en el mercado y perjudicar al crecimiento global, le comentaron los analistas a Yahoo Finance. Y en ningún lugar se hace tan evidente como en el valor del dólar frente al yen japonés.

El dólar cayó cerca de un 7% en relación al yen desde 2018 a fecha de 8 de enero. Eso representa una pérdida de cerca del 34% anual, según datos proporcionados por Bloomberg.

“En un momento en el que la economía global empieza a salir de la crisis, lo único que podría alterar por completo este círculo virtuoso es una guerra comercial y esta es la primera salva disparada en esta guerra”, dijo Boris Schlossberg, director gerente de estrategia FX de BK Asset Management, de los aranceles propuestos. “El yen lo refleja de forma más rápida, más fuerte y más intensa que cualquier otro instrumento”.

Mira aquí la cotización de las principales monedas del mundo

El dólar ha estado perdiendo fuerza frente al yen.

Recientemente, la directora del Fondo Monetario Internacional Christine Lagarde advirtió sobre el impacto negativo de los aranceles en la economía global.

“Si el comercio global se pusiera en peligro a causa de tales medidas, eso daría como resultado un crecimiento menor y una desaceleración del comercio. El impacto sobre el crecimiento sería formidable”, dijo Lagarde.

Históricamente, el dólar ha sido vapuleado por el miedo al proteccionismo y a los aranceles. Cuando los expresidentes George W. Bush y Bill Clinton introdujeron aranceles en 2002 y 1995, los mercados de divisas vendieron dólares, lo cual provocó una caída general del 15% en su valor, según datos de TD Securities.

La renuncia del director del Consejo Económico Nacional Gary Cohn, principal consejero de política económica de la Casa Blanca, hace que los mercados piensen que los aranceles podrían hacerse realidad, con un dólar que vuelve a mostrar signos de debilidad, unos precios de los bonos del Tesoro estadounidense con tendencia a la baja y una bolsa en caída libre.

La propuesta de Trump de imponer aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio podría prosperar esta semana, y ello a pesar de las advertencias de represalias hechas por los aliados de Estados Unidos: Unión Europea, China y los socios del TLCAN, México y Canadá.

“Disminuyen las voces de la razón en la Casa Blanca y aumenta el riesgo de guerra comercial”, escribieron estrategas de Commerzbank en un artículo dirigido a sus clientes.

La mayoría de economistas y actores del mercado ven a los aranceles con malos ojos porque pueden incrementar el precio de los productos extranjeros en Estados Unidos, reduciendo la demanda y las importaciones. Pueden reducir el valor del dólar porque los aranceles normalmente significan flujos de dinero hacia fuera de Estados Unidos y hacia monedas seguras como el yen.

La venta de dólares podría aumentar de forma considerable

El mayor riesgo para el dólar se deriva del posible éxodo de flujos de capital, de acuerdo a los analistas. Si la sensación de riesgo empeora de forma significativa, esto tendría mayor peso que cualquier beneficio a corto plazo que pudiera tener el dólar frente a los mercados emergentes en su papel de apuesta segura, dijo.

Douglas Borthwick, director ejecutivo de Chapdelaine Foreign Exchange, espera que la venta de dólares aumente de forma significativa. Su expectativa es que el dólar caiga por debajo de los 100 yenes por dólar hacia finales de año. Más allá de que la semana pasada alcanzara su peor nivel en 16 meses, lo cierto es que también es el nivel más bajo frente a la divisa japonesa desde fines de 2013.

Los analistas esperan que el dólar se debilite frente a otras monedas, como el euro, la libra esterlina y el franco suizo. De hecho, la venta de dólares podría repuntar tras la publicación el viernes del informe sobre el mercado laboral en Estados Unidos y el balance final de las reuniones políticas entre el Banco Central Europeo, el Banco de Japón, el Banco de la Reserva de Australia y el Banco de Canadá que tendrán lugar antes del viernes.

Borthwick cree que el dólar podría debilitarse un 25% frente al euro a medio plazo antes de dar cualquier signo de recuperación, “debido a los aranceles pero también debido al objetivo declarado por la administración [Trump] de tener un dólar más débil”, dijo.

El jefe de estrategia cambiaria para Norteamérica de TD Securities Mark McCormick dijo que los movimientos cambiarios son parte de un “cambio de régimen” que se está produciendo en los mercados de divisas. Su previsión es que las fuerzas del mercado y de la política hagan caer al dólar a medida que las políticas de Trump empeoren el déficit fiscal y el déficit contable de Estados Unidos, el cual prevé que podría alcanzar el 8% del PIB del país, o lo que es lo mismo, alrededor de 1,5 billones de dólares.

Con el miedo a una guerra comercial a flor de piel y los inversores sacando su dinero de los Estados Unidos para encontrar lugares más atractivos, se espera que esto estalle por algún lado.

“Básicamente observamos un entorno en el que los Estados Unidos tendrán unas necesidades de financiación extremas que requerirán inversiones extranjeras”, dijo McCormick. “Por tanto, los países a los que Trump intenta presionar con la guerra comercial y su retórica política son los mismos que financiarán los déficits de Estados Unidos. Para compensar esto, son necesarias tasas de interés más altas en los Estados Unidos o bien un dólar más débil”.

Dion Rabouin