Mercados españoles cerrados

El coste del acoso sexual en el trabajo

El acoso sexual en el trabajo tiene un costo emocional y económico para las víctimas, los delincuentes y las empresas, pero el cálculo de este costo no es una ciencia exacta.

Para las víctimas, existe un costo incalculable de estrés emocional y mental, ¿pero cómo ponerle un precio a las oportunidades de trabajo que pierden las personas que se atreven a hablar? ¿Y qué hay del aumento de los costes procesales a los que tienen que hacer frente las víctimas para llevar a los autores del crimen frente a un tribunal?

También te puede interesar: Denunciantes de acoso sexual son la Persona del Año de Time

El hashtag #MeToo (a mi también, en inglés) se ha convertido en un movimiento social de apoyo a las víctimas de acoso sexual y de denuncia por la situación que viven las mujeres en muchos de sus puestos de trabajo. Foto de Getty Images.

Para muchas empresas, el pago de miles, y en ocasiones millones, de dólares para resolver denuncias de acoso sexual ha sido tratado como un coste asociado al mero hecho de hacer negocios. De acuerdo a la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), las empresas estadounidenses pagaron más de 295 millones en multas públicas por denuncias de acoso sexual en el trabajo en los últimos siete años. Eso no incluye las incalculables cifras en casos resueltos de forma privada.

Un estudio realizado en 2015 por la EEOC estima que el 75% de los incidentes de acoso sexual en el trabajo no fueron registrados. Estos temores parecen estar justificados. Un estudio de 2003 de la EEOC reveló que el 75% de empleados que denunciaron situaciones de acoso sexual enfrentaron represalias al hablar.

Pólizas de seguro

Tras la reciente ola de escándalos de acoso sexual entre personalidades, un creciente número de empresas se apresuraron a encontrar cobertura y adquirieron un “seguro de responsabilidad por prácticas laborales”. La póliza cubre las denuncias de acoso sexual y la mayor parte del aumento en las contrataciones proviene de pequeñas y medianas empresas.

Solo en 2016, las empresas estadounidenses gastaron un estimado de 2.000 millones de dólares en pólizas de seguro que incluyen la cobertura de las consecuencias legales por acoso sexual, según la empresa de análisis de seguros MarketStance.

El gigante de las aseguradoras Nationwide vio un aumento del 15% en el seguro de responsabilidad por prácticas laborales desde otoño de 2016 hasta septiembre de 2017. Este período coincide con la expulsión de Roger Ailes y Bill O’Reilly de Fox News tras acusaciones de acoso sexual.

Como siempre, la prevención es la mejor cura. Cabe esperar que las empresas se esfuercen más para intensificar la capacitación en los puestos de trabajo para crear un entorno laboral seguro y acabar así con los delincuentes, sin importar quiénes sean. Para las empresas, el coste de una denuncia por acoso sexual puede ser elevado, pero lo cierto es que una imagen corporativa intachable es algo que no tiene precio.

Video: El coste empresarial del acoso laboral (en inglés)

Alexis Christoforous