Mercados españoles abiertos en 8 hrs 34 min

El banco más 'tonto' de Alemania o incluso del mundo

La otra cara de la moneda

Jaime Quirós – No es nada habitual entre los bancos y menos aún que se repita un error tan gordo en la misma entidad. Hablamos de transferencias de dinero erróneas y multimillonarias que nos llaman la atención porque parecen historias sacadas de películas de espionaje o de grandes y sofisticadas operaciones de robo por parte de delincuentes de guante blanco.

El caso es que hay un banco alemán que tiene el dudoso honor de haber tropezado dos veces con esta piedra. Hace unas semanas, la entidad KfW transfirió por error más de 5.000 millones de euros –sí, 5.000 millones de euros- a cuatro bancos por un fallo técnico que consistió en repetir varias veces algunos pagos erróneos.

El banco dice que ha recuperado el dinero, pero es que llueve sobre mojado. El incidente se suma a otro pago equivocado por más de 300 millones de euros hecho por KfW a Lehman Brothers en septiembre de 2008, justo mientras el banco de inversión estadounidense entraba en quiebra. La transferencia se convirtió en un escándalo político en Alemania; el diario Bild tildó a KfW de “el banco más tonto de Alemania”. ¿Qué calificativos recibirá ahora esta entidad financiera alemana? Posiblemente, más gruesos y más sonoros.

[También de interés: Millonarios por una hora debido a un error de la lotería en Dinamara]

El logo del banco alemán KFW el 18 de setiembre de 2008 en Berlín
El logo del banco alemán KFW el 18 de setiembre de 2008 en Berlín (AFP/Archivos | John Macdougall)

Ahora, el banco se ha apresurado a lanzar su pliego de descargos. KfW afirma que “ha detectado el comportamiento incorrecto del sistema en una etapa muy inicial del proceso, mitigado inmediatamente la acción no deseada y comenzado el proceso necesario de análisis de las causas”, afirmó el banco en un comunicado enviado por correo electrónico.

KfW, que en su sitio web afirma haber recibido el título de banco más seguro del mundo por la revista Global Finance, no es la única entidad crediticia que sufre una falla técnica. En junio de 2015, la unidad cambiaria de Deutsche Bank, otro banco alemán, envió por error la módica cifra de 6.000 millones de dólares a un fondo de cobertura que era cliente y recuperó la suma un día después, según una fuente informada citada por Bloomberg.

El error deja en bastante mal lugar a la banca alemana, cuyo subsector de cajas de ahorro -parecido de algún modo a nuestras antiguas y fracasadas cajas- ha estado en el punto de mira del BCE y del regulador durante años.

En general, el doble patinazo de este banco –y el del Deutsche- alerta sobre la frágil seguridad de los bancos debido a la tecnología obsoleta que aplican, un problema destacado recientemente por el órgano de control financiero de Alemania, el BaFin. Este, que realizó una auditoría especial en KfW, aplicó un recargo de capital al banco tras concluir que sus sistemas de tecnología de la información eran inadecuados, según personas al tanto del tema.

Pero el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Alemania no es el único epicentro de los fallos en los sistemas de gestión de la banca. Cabe recordar el caso de un australiano llamado Luke Brett Moore, que se convirtió en millonario por error de su entidad bancaria: esta le concedía créditos ilimitados y él comenzó a utilizarlos en llevar una vida de lujo alocada. Acabó detenido y tuvo que cumplir seis meses de cárcel. “Me di cuenta de que tenía acceso a una línea de crédito extraordinariamente grande”, afirma el hombre. Era 2010, tenía 22 años y antes de volverse millonario creía que no podría pagar su hipoteca al haber perdido su trabajo. Cuidado con los regalos de los bancos, y más si son millonarios, porque nunca regalan nada y casi siempre el error lo acaba pagando el que se benefició en principio del descuido.

IDNet Noticias