Mercados españoles cerrados

El 'agua mágica' que conserva las verduras y que puede salvar vidas en el Tercer Mundo

Según cálculos aproximados de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la E. coli es responsable cada año de la muerte de 380.000 niños menores de cinco años en el mundo, además de 210 millones de casos de episodios de diarrea. En Europa, esta bacteria es solo una anécdota que de vez en cuando salta a los medios de comunicación por un brote que como mucho causa unas decenas de muertes. Pero puede que dentro de no mucho estas muertes en países subdesarrollados sean cosa del pasado. Y todo, gracias a una ‘agua mágica’ que han inventado en la India. 

El Institute for Plasma Research (IPR) de la ciudad de Ahmedabad, situada en en el estado de Guyarat, al oeste del país, ha inventado un liquido cuya principal propiedad es la de conservar verduras y frutas y eliminar bacterias como el E. Coli que puedan tener adheridas a su piel. Este ‘agua mágica’, como la han bautizado medios como el Times of India, es en realidad una sustancia llamada Agua Activada por Plasma, también conocida como PAW (por sus siglas en inglés). 

El ‘agua mágica’ que puede salvar miles de vidas en el Tercer Mundo (Unsplash)

Sus inventores aseguran que es agua potable normal tratada con un plasma que la convierte en ‘agua mágica’. Y su principal virtud es la de acabar con los microorganismos presentes en ella y en los objetos que se sumerjan en ella.

Las pruebas realizadas en el Gujarat Environment Management Institute (GEMI) demuestran que puede acabar con el E. Coli presente en el agua corriente e incluso en el estómago de los humanos en tan solo 30 minutos. Y si el ‘agua mágica’ es tratada con un plasma especial, podría llegar a acabar con el E. Coli en tan solo cuestión de segundos.

Pero su aplicación en el estómago de las personas con E. Coli en sus intestinos no convierte a este líquido en una medicina. Más bien es similar a un desinfectante que funciona en determinadas circunstancias, por ejemplo, cuando la bacteria se encuentra en el exterior de una fruta o de una verdura.

Pero su poder antibacteriano no es su único punto fuerte. Sus descubridores aseguran que funciona también como si fuera formol, haciendo que los alimentos verdes se mantengan frescos durante más tiempo del habitual. Por ejemplo, los tomates y las patatas que se han sumergido en este ‘agua mágica’ permanecen frescos hasta 40 días a temperatura ambiente, todo un récord que supera incluso al poder de conservación de una nevera. Al menos, eso es lo que aseguran sus creadores.