Mercados españoles abiertos en 8 hrs 6 min

Dos argumentos optimistas sobre las subidas de la bolsa indican que la 'fiesta' continuará

Una mujer haciendo yoga delante de la Bolsa de Nueva York, en Wall Street. REUTERS/Shannon Stapleton.

Decir que los inversores tienen mucho en lo que pensar en este momento es quedarse corto.

Pero los dos mayores asuntos a los que tienen que hacer frente los inversores parecen estar en conflicto directo: la tasa de desempleo de Estados Unidos se encuentra en sus niveles más altos desde la Gran Depresión y el mercado de valores (^GSPC) ha subido alrededor de un 40 % desde su reciente tendencia a la baja en el mercado.

Y por si fuera poco, al golpe económico del coronavirus se ha unido la inestabilidad social en forma de protestas que ha desatado la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía de Minneapolis.

Aún así, las compras de acciones continúan. La bolsa parece no cansarse de subir. ¿Tiene sentido? ¿Qué está pasando? Algunos analistas empiezan a hacerse esa pregunta y ofrecen puntos de vista interesantes sobre ambas realidades.

Caída del desempleo

Históricamente, una vez que la tasa de desempleo alcanza su pico máximo y empieza a reducirse, tiende a disminuir con pocas interrupciones importantes hasta tocar fondo.

“Cuando el mercado laboral estadounidense pasa de perder empleos a crearlos, no hay marcha atrás”, dijo Nick Colas, cofundador de Datatrek Research.

Colas compartió un gráfico de un nuevo artículo de investigación publicado por Robert Hall de Stanford y Marianna Kudlyak de la Reserva Federal de San Francisco. En él, hacen un seguimiento de las recuperaciones del desempleo desde la II Guerra Mundial.

“Cada una de las líneas del gráfico anterior bajan más o menos desde el pico máximo hasta llegar casi al punto mínimo”, dijo. “Puede que repunte ligeramente al final del ciclo económico, pero los primeros años de recuperación siempre experimentan una mejora constante”.

Artículo relacionado:

Las tasas de desempleo tienden a seguir bajando cuando comienzan a caer (Reserva Federal de San Francisco).

Los investigadores descubrieron que la mejora promedio anual de la tasa de desempleo es de 0,55 puntos porcentuales. Esa es la historia.

Si pasamos a los mercados de valores, la pregunta que muchos inversores se hacen ahora es si, quedándose al margen, se han perdido la tendencia al alza del mercado.

La historia nos sugiere que la respuesta es sencilla: “No”.

“La perspectiva siempre es importante”, escribe Dan Suzuki de Richard Bernstein Advisors. “El mercado alcista promedio, históricamente, ha durado cinco años, dando rendimientos superiores al 200%. Los primeros 48 días de operaciones generalmente representan poco más del 10 % de los rendimientos de todo el mercado alcista.

“Entonces, si la tendencia al alza en el mercado realmente va a durar mucho, deberíamos tener por delante muchos más años de rendimientos atractivos”.

Las acciones podrían seguir subiendo (Richard Bernstein Advisors).

No hace falta decir que ninguna de estas dos cosas garantiza que el desempleo empiece a caer y que las acciones sigan subiendo. Las incertidumbres que enfrentan los inversores hoy son diferentes de las que enfrentaron en el pasado. Todos los mencionados anteriormente te lo dirán.

Sin embargo, la mayoría de economistas tienen como escenario de referencia el pico máximo alcanzado por el desempleo en mayo y no cuesta encontrar a expertos en estrategia que te digan que la recuperación del mercado de valores no ha terminado.

La perspectiva de una caída de la tasa de desempleo seguramente es una buena noticia para las acciones.

La pregunta entonces es en qué medida este repunte del 40 % ya indica que la economía está en proceso de mejora y que la tasa de desempleo está disminuyendo.

Sam Ro