Mercados españoles abiertos en 1 hr 29 mins

Derroche y extravagancias: los secretos del festival de cine más famoso del mundo

Imagen de Palais des festivals en Cannes (Joel C Ryan/Invision/AP)

Con la apertura del mítico Festival de Cine de Cannes, los ojos de medio mundo se enfocan en esta localidad del sur de Francia. En las planas de los principales diarios occidentales y en los sitios digitales sobre el séptimo arte solo se habla de figuras, de películas por estrenar, de moda y de glamour.

Sin embargo, detrás de esta parte visible se encuentra la otra cara del evento, la que se concentra en las fiestas y las recepciones a las que el gran público no tiene acceso e incluso, en algunas ocasiones, ni siquiera la prensa.

Estos son los espacios donde se hace evidente la extravagancia y la parafernalia que representa Cannes.

De acuerdo con un reporte de Business Insider, un total de dos toneladas de carne de langosta, por el valor de 48.000 dólares, 8.000 rosas frescas y 18.000 botellas de vino son apenas algunas de las cifras representativas del consumo que se desata en esta celebración.

A view of the Majestic Barriere Hotel as seen from the Croisette at the 71st international film festival, Cannes, southern France, Monday, May 7, 2018. (Photo by Vianney Le Caer/Invision/AP)

La publicación se trasladó al Hotel Barrière Le Majestic, donde se organizan desde 1946 los actos de apertura y de clausura de esta fiesta del cine y el esplendor, y que brinda alojamiento a no pocas de las estrellas de cine que asisten al festival.

Obligados a duplicar su personal para servir de manera satisfactoria a todos los invitados durante los doce días que dura el festival, los directivos del hotel reconocen que tienen que elaborar al menos unas 100.000 libras (más de 45.000 kg) de alimentos y servir cerca de 19.000 botellas de vino y de champaña.

En pocas palabras, el Majestic admite que para la ocasión el personal debe crecer de 350 a 700 personas; que unas 8.000 rosas frescas, por un valor de 32.000 dólares, son colocadas en habitaciones, en donde además son empleadas 14.000 toallas y 15.000 sábanas, al tiempo que unas 6.000 prendas de ropa entran en su sistema de lavandería y planchado.

Además, durante el evento se preparan 770 libras (350 kg) de foie gras, por un costo de 38.500 dólares; 110 libras (50 kg) de caviar (cuyo costo es de 132.000 dólares), 40 toneladas de frutas y verduras, tres toneladas de pescado y 1.760 libras (800 kg) de cangrejo de río.

El presidente del jurado, Alejandro Gonzalez Inarritu, izquierda y de espaldas, y Elle Fanning asisten a la inaguración del Festival de Cannes de 2019. (Arthur Mola/Invision/AP)

Cannes verá también cómo son deglutidas 550 libras (227 kg) de chocolate, cuyo costo es de 16.500 dólares, así como 20.000 macaroons valorados en 80.000 dólares.

Un total de 25.000 comidas son preparadas y nada menos que 18.000 botellas de vino descorchadas.

De manera que los costos para el hotel relacionados solamente con del festival asciende a unos 347,000 dólares, de los cuales 315,000 dólares se designan en exclusivo a las comidas. Un ejemplo de cómo atender a las estrellas y brindarles un entorno de calidad y armonía resulta altamente caro.