Mercados españoles cerrados en 4 hrs 41 min

Demandó a Tinder y con 30 años creó un imperio de citas de 3.000 millones de dólares

Whitney Wolfe Herd, la CEO y fundadora de Bumble, en una gala en New York. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Con apenas 30 años, Whitney Wolfe Herd dirige un imperio de encuentros amorosos que se enorgullece de los 500 millones de usuarios que tiene gracias a sus cuatro aplicaciones: Bumble, Badoo, Chappy y Lumen.

Pero Wolfe Herd se prepara también para hacerle frente a uno de sus mayores desafíos: asumir el puesto de CEO de MagicLab, la empresa matriz de Bumble, cuatro meses después de que su expropietario y su socio, Andrey Andreev, fuera acusado de racismo y de sexismo, acusaciones que él ha negado.

Tras un acuerdo que valoró la compañía en 3.000 millones de dólares, la firma de inversión Blackstone terminó comprándole la empresa al multimillonario ruso el mes pasado.

Ahora, Wolfe asegura que para la primavera de 2020 trabajará en la expansión internacional de Bumble, pero sobre todo en la utilización de su plataforma para abogar en favor de una legislación que prohíba definitivamente el acoso sexual por internet, tanto a nivel nacional como internacional.

El próximo proyecto

“Debemos ir allí donde más lo necesitamos”, declaró en una entrevista con CNN Business. “Las mentalidades más tradicionales y misóginas del mundo– esos mercados son campos completamente abiertos”, declaró esta mujer en clara referencia a su decisión de que su empresa aterrice en la India.

De acuerdo con un informe de la Fundación Thomson Reuters, la India constituye el país más peligroso para las mujeres, debido al alto número de agresiones sexuales contra ellas, pero también por factores culturales que inciden negativamente en su seguridad física y emocional.

La aplicación de Bumble en la App Store de Apple. (AP Photo/Sue Ogrocki)

Sin embargo, Wolfe Herd ha visto aquí una oportunidad para promover la autonomía de las féminas en ese país, sobre todo por la opción que Bumble le da a la mujer de ser ella quien lleve las riendas del contacto a través de la aplicación. Si lo logra, sería también una enorme victoria comercial para su compañía.

Bumble se niega a compartir las estadísticas sobre cuántos usuarios tiene en la India, pero sí asegura que se trata de un mercado de alto crecimiento para la compañía si se tiene en cuenta la utilidad de los servicios locales de búsqueda de amigos y de redes de negocios, Bumble BFF y Bumble Bizz.

Para Ravi Bapna, profesor de la Escuela de Administración Carlson de la Universidad de Minnesota, la India y otros mercados emergentes deben ser grandes oportunidades para Bumble.

Una situación incómoda

Andreev y Wolfe Herd trabajaban como socios comerciales desde que en 2014 lanzaron Bumble en Austin, Texas. Ella había debutado en Tinder, empresa que había ayudado a fundar y de la que era vicepresidenta de marketing. Pero al final terminó presentando una demanda contra su propia compañía por acoso sexual y discriminación.

Poco después se le ocurrió crear Bumble, una red de este mismo tipo, aunque exclusivamente para mujeres.

Sin embargo, en julio pasado la revista Forbes hizo públicas varias acusaciones sobre cultura sexista y tóxica en la sede de Badoo en Londres, a partir del testimonio de 13 antiguas empleadas. Según trascendió, desde 2011 Andreev habría proferido comentarios racistas y sexistas contra miembros del personal de la empresa. De igual manera se le incriminaba por generar un ambiente tóxico con sus empleados.

Inicialmente la empresa rechazó estas acusaciones, pero unos días más tarde el propio Andreev difundió una declaración en la que manifestaba estar entristecido, pero dijo que algunas de las acusaciones no eran precisas.

Este incidente puso al acto a Wolfe Herd en una situación difícil. Si bien Andreev había sido su amigo y mentor, las acusaciones en su contra no eran poca cosa y podían echar por tierra todo lo que Bumble significaba.

En una comunicación posterior, ella se mostró sorprendida por los hechos de que acusaban a su socio, pero confirmó que no pondría en duda “los sentimientos o las experiencias de nadie”.

En noviembre pasado, cuando todavía no habían sido divulgados los resultados de la investigación, se supo que Andreev accedía a vender su participación mayoritaria en la empresa, en el marco del acuerdo con Blackstone.

Se espera que para mediados de 2020, cuando ya Wolfe Herd haya dado a luz a su primer hijo, pueda dedicarse con nuevos bríos a su sueño de que Bumble se expanda y que les llegue a todas las mujeres del mundo un mensaje de igualdad y de emancipación.

Artículos relacionados que te pueden interesar: