Anuncio
Mercados españoles abiertos en 5 hrs 4 min
  • S&P 500

    5.304,72
    +36,88 (+0,70%)
     
  • Nasdaq

    16.920,79
    +184,79 (+1,10%)
     
  • NIKKEI 225

    38.705,33
    +59,22 (+0,15%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0853
    +0,0004 (+0,03%)
     
  • Petróleo Brent

    82,12
    0,00 (0,00%)
     
  • Bitcoin EUR

    63.654,21
    -108,92 (-0,17%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.490,23
    +22,13 (+1,51%)
     
  • Oro

    2.341,30
    +6,80 (+0,29%)
     
  • HANG SENG

    18.706,88
    +97,94 (+0,53%)
     
  • Petróleo WTI

    77,88
    +0,16 (+0,21%)
     
  • EUR/GBP

    0,8516
    -0,0000 (-0,00%)
     
  • Plata

    30,84
    +0,34 (+1,12%)
     
  • IBEX 35

    11.246,00
    -65,10 (-0,58%)
     
  • FTSE 100

    8.317,59
    -21,64 (-0,26%)
     

"Aunque más en la segunda parte, este debería ser un buen año para los activos de riesgo y los inversores"

¿Hay que tener cautela en este momento de mercado, con las bolsas en máximos?

Con las bolsas siempre hay que tener cautela, no tanto porque estemos en máximos históricos. No es excepcional que, un mercado de renta a variables esté en máximos históricos, solamente hay que ver un gráfico de largo plazo para darse cuenta de que no es una anomalía en absoluto que las bolsas estén en máximos históricos. Sí es cierto que venimos de una subida muy fuerte, especialmente en algunos grupos de compañías, es el caso de las grandes tecnológicas americanas, es el caso de ese sector de consumo, tanto cíclico como no cíclico en Europa que ha liderado las subidas, con lo cual, sí es cierto, no sería una cosa excepcional que, en un mercado que ha descontado mucho bueno en los últimos meses, pudiésemos ver una toma de beneficios, pero igual que no es raro ver en los mercados en máximos históricos, tampoco es raro ver una toma de beneficios, con lo cual, sí hay que estar cautos en renta variable, siempre hay que estarlo, el posicionamiento de Deutsche Bank, en este momento, es neutral en los mercados de renta variable, pero, si sacamos un poquito las luces largas y nos quitamos el temor a que en las próximas semanas pueda haber una pequeña toma de beneficios, lo cierto es que el año no pinta mal.

El factor inflación ¿seguirá siendo decisivo a la hora de marcar el ritmo de recorte de tipos de interés?

Sin duda, y lo es por definición, al final, el mandato de los bancos centrales, en la mayoría de los casos, es preservar un entorno de inflación estable en el largo plazo y con un objetivo de inflación que además en este momento se supera, con lo cual, efectivamente, el mercado viene descontando distintos escenarios de bajada de tipos, en este caso, desde el mes de octubre, hemos tenido momentos en los que se han descontado bajadas muy superiores a lo que los bancos centrales estaban dispuestos a conceder, ahora mismo parece que las visiones están un poquito más alineadas y, al final, lo que está moviendo ese descuento de más o menos expectativa de bajadas es el ritmo al que la inflación va convergiendo o pensamos que va a converger hacia esos objetivos de largo plazo de los bancos centrales y, cómo los datos de corto plazo acompañan a lo nuevo a esa visión, con lo cual sí, cualquier escenario en el cual el crecimiento no se resienta, es decir, sigamos viendo un crecimiento sólido como estamos viendo y además la inflación, especialmente la subyacente, se muestra más persistente, eso hará que el mercado descuente menos bajadas de tipos de interés, con lo cual sí, por definición la inflación es la gran palanca para estimar la política monetaria.

ANUNCIO

¿Bajará el BCE los tipos antes que la Fed como espera parte del mercado?

Pues ahora mismo es lo que opina el mercado, dándole un poquito la vuelta a lo que teníamos, insisto, cuando se descontaron muchas y muy rápidas bajadas de tipos a lo largo del mes de octubre y noviembre del 2023, todo hacía pensar que sería la Fed, la primera en empezar a bajar y que además incluso lo haría un poquito más, los datos de crecimiento en Estados Unidos y la persistencia de la inflación, ahora mismo lo ha dado un poquito la vuelta a la tortilla, los últimos informes de la Fed siguen apuntando a que van a ser tres bajadas de tipos de interés este año, también parece indicar en esta dirección el Banco Central Europeo. Pero si uno mira al mercado más bien estamos bastante alineados, pero en la banda de las 2-3 por la parte de la Fed y por la parte de las 3-4 en el Banco Centro Europeo. Con lo cual sí, es una ventana de oportunidad de que sea el Banco Centro Europeo el que tome la iniciativa y comience a bajar previsiblemente en junio, parece que toma fuerza, sin embargo, tenemos todavía dos meses para seguir viendo datos y ver si, finalmente, el Banco Centro Europeo, se anticipa o si comienzan a bajar, en este caso, prácticamente al mismo tiempo por la parte de nuestras provisiones, insisto, vemos 3-4 bajadas en la parte de Europa y 2-3 en Estados Unidos, así que sí le damos una probabilidad algo mayor a que sea que, el BCE sea el primero en dar el paso.

¿En qué tipo de activos merece la pena invertir en estos momentos desde la mirada de Deutsche Bank?

Empecemos con una novedad, nosotros apostamos siempre por carteras diversificadas con una visión muy anclada en un proceso de inversión sólido y con perspectivas a medio largo plazo, con lo cual, en realidad nuestras carteras abarcan todos los tipos de activos, pero si nos vamos a ver donde estamos algo más posicionados y los últimos movimientos que hemos hecho, nuestro movimiento último ha sido, dentro de la neutralidad en renta variable, darle un poquito más de peso, un puntito más a los emergentes a costa de Estados Unidos, donde como comentábamos antes, vemos un mercado que ha tenido un comportamiento increíble en los últimos cinco seis meses, los emergentes se han quedado un poquito atrás, nos acercamos a un punto en el que vamos a ver en política monetaria algo más laxa, además si la Fed se queda un poquito demorada en las bajadas de tipos de interés, eso también podría ser un factor que afecte a las divisas.  Pensamos que las bajadas de tipos de interés van a reactivar de algún modo el ciclo económico global y, especialmente, la parte del comercio, eso también favorece a los emergentes con lo cual estamos neutrales en renta variable, aunque si es cierto que le hemos dado un poquito más de peso a los activos emergentes, dentro del mundo desarrollado que es donde tenemos seguramente más posición todos los inversores y todas las casas de esta región del mundo. En Estados Unidos nos gustan todavía un poquito más las temáticas relacionadas con el crecimiento y con la tecnología donde, a pesar del último fuerte tirón que han tenido, seguimos pensando que son un vector a largo plazo y seguimos apostando por ellas, en Europa, seguramente sectores algo más cíclicos y relacionados con el consumo y, en la renta fija, hemos incrementado o hemos venido incrementando un poquito las duraciones desde el verano del 2023, pensamos que el ciclo de baja de tipos, aunque se haya demorado un poquito, con respecto a lo que se pensaba en el último trimestre de año sigue siendo inminente, con lo cual, esos activos monetarios o de renta fija de muy corto plazo, que han sido y se siguen comportando de una forma pues fantástica a medida que empiezan a bajar los tipos pues vamos a ver rápidamente cómo sus retornos se deterioran y vamos a ir apostando un poquito más por la deuda de muy alta calidad todavía a plazos medios, y, seguramente, con algo más de preferencia por los activos emitidos por las compañías con respecto a los emitidos por los estados. Pero, insisto, duraciones medias y todavía de alta calidad.

¿Qué perspectivas de inversión se plantean en este 2024 que se muestra algo diferente al que los mercados esperaban a principios de año? 

Efectivamente, no estaba en nuestros números de hace cinco o seis meses haber tenido un comportamiento un inicio  tan potente de los mercados de renta variable, especialmente en Estados Unidos, también en algo menos de medida pero también en Europa, no lo esperábamos, de ahí que sea también muy justa la pregunta de si puede haber una toma de beneficios, pero, a pesar de ese comportamiento fuerte, la foto del año sigue siendo un año donde parece que vamos a conseguir esquivar la recesión, donde los beneficios empresariales y, seguramente, esta sea la gran causa por la que hemos visto ese comportamiento tan positivo, también se han comportado mejor de lo esperado, eso da soporte a las valoraciones; un año de bajada de tipos por norma general también es un año que acompaña las valoraciones, por definición al final todo lo valoramos con respecto a un tipo de interés, y que este vaya a bajar es positivo, y además, ese efecto de bajada de tipos lo que debe hacer es retroalimentar al crecimiento global porque para eso bajamos tipos, no es la medida para estimular a la economía, con lo cual, a pesar de este inicio fuerte de año, a pesar de que veamos que, efectivamente, puede haber una toma de beneficios, el año completo nos parece un buen año para los inversores, nos parece un buen año para los activos financieros, con lo cual, dentro de la cautela y la neutralidad, si hay una toma de beneficios podríamos intentar incluso aprovecharla para para incrementar posiciones, pero eso lo veremos seguramente en la segunda mitad del año, pero en nuestra opinión, debería ser un buen año para para los inversores y debería ser un buen año para los activos de riesgo.