Mercados españoles abiertos en 5 hrs 52 min

De refugiada a primera latina CEO de una compañía Fortune 500

La historia de la primera CEO latina de una empresa Fortune 500 es todo un ejemplo de cómo el esfuerzo y la dedicación abren el camino hacia el éxito.

Hija de cubanos que huían del gobierno de Fidel Castro, Geisha Jiménez llegó a Estados Unidos con apenas cinco años. Su padre había sido preso político durante dos años en la isla por sospechas de que conspiraba contra el gobierno. En 1967, la familia escapó sin dinero y con pocas pertenencias y se estableció en Minnesota.

Les esperaba una vida muy dura. El padre de Geisha trabajaba en fábricas durante el día y lavaba platos en restaurantes por la noche. Finalmente, los Jiménez ahorraron suficiente dinero como para comprar una pequeña ferretería en Nueva Jersey y luego expandieron la sucursal en Florida.

Geisha Williams, CEO de PG&E Corp., en 2018. Foto: Bloomberg

“Mis padres realmente son la encarnación del sueño americano. Mi papá tuvo varios trabajos a la vez, mi mamá trabajaba a destajo en casa solo para ganarse la vida y ayudarme a mí”, contó a CNN Geisha, conocida ahora por su apellido de casada, Williams.

La joven inmigrante enroló en la Universidad de Miami, donde se graduó con un título de ingeniería. Un trabajo de verano en una compañía eléctrica local la ayudó a encontrar su pasión.

“Me enamoré del campo de la energía y la electricidad. Es el habilitador silencioso. Es lo que impulsa a Estados Unidos. Lo que impulsa el comercio. Me enamoré de la cultura de esta industria, muy orientada a los servicios, muy centrada en la comunidad, y me encantó”, afirmó Williams.

Se unió a PG&E (Pacific Gas and Electric Company, la compañía eléctrica más grande de California) en 2007 para supervisar las operaciones eléctricas de la compañía y fue nombrada presidenta y directora ejecutiva 10 años después.

Las claves del éxito profesional

Ascender en la compañía no fue tarea fácil, y lo atribuye a haber tenido los mentores adecuados.

“Es el poder de influencia y tener a alguien a quien mirar para decirte que cree que puedes hacer algo que no crees que puedas hacer por ti misma”, dijo Williams. “No sabía que iba a ser CEO. En ese momento, lo dudaba, pero pensé: voy a lograr cosas. Voy a trabajar duro y voy a ser líder”.

Bajo Williams, la empresa de 17.700 millones de dólares alcanzó su objetivo más reciente de generar un tercio de su electricidad a partir de fuentes renovables en 2020, años antes de lo previsto. Ahora tiene la tarea de liderar el cambio de la empresa de proveedor de energía pura a administrador al permitir el flujo de electricidad hacia y desde los clientes que están generando el suyo a partir de fuentes como paneles solares.

La importancia de los inmigrantes para el país

Williams, hoy con 56 años, cree que todos los inmigrantes merecen las mismas oportunidades que ella y que la inmigración es una parte importante del éxito de Estados Unidos.

“Los inmigrantes aportan energía y aportan innovación y aportan creatividad. Sacan el apetito por el progreso y el mejoramiento y creo que ha sido un arma absolutamente secreta de los Estados Unidos”, aseguró.

Aun así, está a favor de una inmigración ordenada.

“Tengo que creer que hay una manera de que podamos hacer ambas cosas: mantener una nación amiga de los inmigrantes y, al mismo tiempo, cumplir nuestros objetivos de seguridad nacional…Cuando piensas en las personas que eligen dejar todo atrás, ¿de qué están hechas? Piensa en el coraje que lleva”, reflexionó.

Para sus padres, dice, “el sacrificio valió la pena”.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Nathalia Gaviria, la diseñadora colombiana que triunfa en EEUU y viste a las estrellas

Porto’s, el milagro de los pasteles cubanos que arrasan en Los Angeles