Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    10.686,00
    +36,20 (+0,34%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.955,01
    -11,67 (-0,23%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0646
    -0,0085 (-0,79%)
     
  • Petróleo Brent

    90,21
    +0,47 (+0,52%)
     
  • Oro

    2.360,20
    -12,50 (-0,53%)
     
  • Bitcoin EUR

    59.973,20
    -3.619,63 (-5,69%)
     
  • CMC Crypto 200

    885,54
    0,00 (0,00%)
     
  • DAX

    17.930,32
    -24,16 (-0,13%)
     
  • FTSE 100

    7.995,58
    +71,78 (+0,91%)
     
  • S&P 500

    5.123,41
    -75,65 (-1,46%)
     
  • Dow Jones

    37.983,24
    -475,84 (-1,24%)
     
  • Nasdaq

    16.175,09
    -267,10 (-1,62%)
     
  • Petróleo WTI

    85,45
    +0,43 (+0,51%)
     
  • EUR/GBP

    0,8547
    +0,0004 (+0,05%)
     
  • Plata

    27,97
    -0,28 (-0,99%)
     
  • NIKKEI 225

    39.523,55
    +80,92 (+0,21%)
     

Portugal tomó una medida para frenar la crisis de la vivienda... ¿es esa misma medida la solución para México?

Un letrero que muestra el logotipo del servicio de alojamiento en línea Airbnb cuelga afuera de un edificio de departamentos en la colonia Roma en la Ciudad de México el 2 de febrero de 2023. (Photo by ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images)
Un cartel del servicio de alojamiento en línea Airbnb en el balcón de un edificio de departamentos en la colonia Roma, Ciudad de México, el 2 de febrero de 2023. (Photo by ALFREDO ESTRELLA/AFP vía Getty Images) (ALFREDO ESTRELLA via Getty Images)

El gobierno de Portugal tomó medidas para frenar la especulación inmobiliaria y proteger a sus ciudadanos al eliminar las visas doradas que otorgaba a los adinerados y frenar el otorgamiento de nuevos permisos para alquilar viviendas por cortos periodos en las grandes ciudades.

António Costa, el primer ministro de Portugal, dijo el jueves que su gobierno dejar de emitir nuevas visas doradas para “luchar contra la especulación de precios en bienes raíces”.

El mandatario declaró a Bloomberg que “el gran atractivo de nuestras ciudades no es convertirnos en una especie de Disneylandia…No hay ciudad que pueda permanecer auténtica si no es capaz de mantener a sus residentes”.

ANUNCIO

Portugal había buscado mecanismos para reactivar su economía y dejar de ser una de las naciones más pobres de Europa occidental. Una de sus estrategias fue atraer a inversores internacionales otorgando “visas doradas”, que les permitía residir y hacer negocios en Portugal y toda la Unión Europea a cambio de la compra de propiedades de más de 500.000 euros.

Ese permiso de residencia por inversión le otorgaba al titular el derecho de vivir en Portugal durante cinco años. Al finalizar ese lapso, era posible solicitar la residencia permanente en Europa, aunque la persona permaneciera en Portugal solo unos días al año. El programa fue tan exitoso que se calcula que en una década generó inversiones por 6.000 millones de euros.

Con los años, el mercado inmobiliario portugués se comenzó a estrechar y la inyección de grandes flujos de dinero en las viviendas de lujo contribuyó con el encarecimiento del metro cuadrado en ciudades como Lisboa y Oporto. Aunque funcionarios consultados por el diario Financial Times reconocieron que el fenómeno de la gentrificación en Portugal está más asociado a la expansión de la oferta de pisos turísticos en plataformas digitales como Airbnb y al reciente auge de los nómadas digitales.

Las cifras no cuadran

Así que las autoridades portuguesas decidieron matar dos pájaros de un tiro. La eliminación de las visas doradas obedeció más a una estrategia europea para frenar las vías de acceso a Europa de dinero de origen cuestionable, mientras que la regulación del crecimiento exagerado de los alquileres temporales a turistas es un primer paso para aliviar los enormes obstáculos que enfrenta el portugués común para alquilar un lugar donde vivir.

Los cifras hablan por sí solas. En Portugal, el salario medio es de unos 22.000 euros anuales, mientras que el promedio de la Unión Europea ronda los 33.500. Más de la mitad de los trabajadores ganan menos de 1.000 euros mensuales y entre 2020 y 2021, los salarios aumentaron solo un 2%, según datos de la OCDE.

Pero cuando echamos un vistazo a los precios del mercado inmobiliario nos encontramos con que en Lisboa, que es la capital y la ciudad más poblada, el precio del alquiler aumentó 37 % en 2022 en relación con el año anterior.

La prohibición de nuevas concesiones a los hostales y AirBnb tiene el objetivo de aumentar la oferta de las viviendas en alquiler para los portugueses y proteger la industria turística local. La medida no se aplicará en el caso de los alojamientos rurales en los municipios del interior donde, según el primer ministro, “no hay presión urbanística" y "puedan ser un factor importante para la dinamización económica".

La agencia de noticias EFE dijo que las licencias ya concedidas se revisarán en 2030 y, a partir de entonces, se someterán a evaluaciones periódicas cada cinco años.

Los propietarios de estos alojamientos tendrán que pagar una tasa extraordinaria que irá dirigida a financiar políticas de vivienda y también habrá beneficios fiscales para quien pase su piso turístico al mercado de alquiler de vivienda.

El caso mexicano

La situación inmobiliaria portuguesa se asemeja a la mexicana. Desde que estalló la pandemia, México se convirtió en el lugar de elección de miles de extranjeros que teletrabajan y desean disfrutar del paisaje y la gastronomía mientras ganan en dólares y gastan en pesos.

BBC Mundo informó que México emitió 59.156 nuevas tarjetas para residentes extranjeros temporales en 2022, casi un 36% más que las otorgadas en el 2019.

Aunque el coste de las viviendas temporales en Ciudad de México es muy razonable si se compara con una gran ciudad estadounidense, para el mexicano promedio los precios de los alquileres son impagables.

La renta promedio de una vivienda en Ciudad de México pasó de 16.100 pesos mensuales en enero de 2018 a 20.426 (1.065 dólares) cinco años después, aunque la cifra es mucho más elevada en localidades como la Condesa. Mientras que el salario mínimo general mensual en México es de 324 dólares mensuales, dijo la BBC.

El economista y sociólogo Máximo Ernesto Jaramillo-Molina advirtió recientemente en el diario The Washington Post que el riesgo de que se agrave la crisis si no se regula correctamente el uso de las viviendas de alquiler en México a corto plazo es alto.

“En los últimos 17 años, el aumento promedio de los precios de las viviendas en toda la Zona Metropolitana del Valle de México —que incluye a Ciudad de México, parte del Estado de México e Hidalgo— ha sido de 235%, esto es 64% por encima de la inflación, según la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF)”, dijo Jaramillo-Molina.

Las autoridades mexicanas sienten cada vez más presión para resolver el problema que ha obligado a miles de mexicanos a abandonar los hogares donde han vivido alquilado durante décadas al no poder competir con el poder adquisitivo de los extranjeros.

Quizás medidas como las adoptadas por el gobierno de Portugal, que puso marcha atrás a una larga y agresiva estrategia para atraer inversiones extranjeras, sea un ejemplo para beneficiar a los trabajadores mexicanos menos favorecidos que necesitan una vivienda digna y no pueden darse el lujo de ir despreocupados por el mundo con una mochila en el hombro como los nómadas digitales.

Fuentes: Investigate Europe, NYTimes, Gizmodo, The Portugal News, BBC Mundo, The Washington Post, Financial Times.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Conoce la primera aldea para nómadas digitales