Mercados españoles abiertos en 4 hrs 31 min

Condenada a pagar 10.000 euros a su hijo si sube fotos de él a Facebook

Facebook está repleto de fotos de niños. Muchos padres sienten la necesidad de compartir con sus amigos lo orgullosos que están de sus vástagos. O simplemente suben las imágenes para que familiares que viven a centenares de kilómetros puedan ver un trozo de su vida familiar. Pero este acto tan inocente puede ser ilegal. Así ha quedado demostrado tras la sentencia de un juez en Italia.

El Tribunal de Roma ha dictaminado que una madre tendrá que pagar 10.000 euros a su hijo adolescente si continúa subiendo contenido sobre él. Ya sean fotos, vídeos, datos o cualquier tipo de información sobre el chaval, que tiene 16 años de edad. Además, se especifica que debe borrar a la mayor celeridad todo lo que haya compartido con anterioridad.

Condenada a pagar 10.000 euros a su hijo si sube fotos de él a Facebook (Kelly Sikkema/Unsplash)

Según informa Euronews,  la sentencia fue dictada por la jueza Monica Velletti  a finales del año pasado. El juicio fue motivado por una denuncia del propio menor, molesto con el comportamiento de su madre que daba a conocer los detalles de su vida familiar y personal en las redes sociales.

En la demanda el chico incluso solicitó permiso para irse a estudiar al extranjero alejarse de la situación en la que estaba viviendo, en la que todos sus compañeros estaban al tanto de sus asuntos personales por culpa de las filtraciones de la madre.

La Corte Suprema italiana expone que la sentencia se apoya en el artículo 96 de la Ley italiana del Derecho de Autor que establece que “el retrato de una persona no podrá ser exhibido, reproducido o comercializado sin su consentimiento”, salvo en los casos de las personas conocidas o de interés público.

Además, en el texto también se argumenta que el Derecho del menor está garantizado en virtud del artículo 16 de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en Nueva York el 20 de noviembre de 1989.

El medio italiano Il Sole 24 Ore revela que los padres del joven se encuentra en un proceso de divorcio. Por eso mismo, destaca que las parejas que se encuentren en esa misma situación deberán pedirse permiso a partir de ahora para compartir imágenes en redes sociales de sus hijos. Y lo mismo para poner una de sus fotos como imagen de perfil en WhatsApp.

Italia no es el único país que defiende de manera estricta el derecho de protección de imagen de los menores. En Francia se contemplan multas de hasta 45.000 euros para todos aquellos que compartan este tipo de contenidos sin el permiso expreso de los menores. En Austria hay una legislación similar que estipula multas de hasta 3.000 o 10.000 euros.

El próximo mes de mayo entrará en vigor en toda la Unión europea el Reglamento General de Protección de Datos por el que los proveedores de servicios de internet y redes sociales deben solicitar el consentimiento de los padres o titulares de la patria potestad para el tratamiento de los datos personales de los menores de 16 años. De no hacerlo, se enfrentarán a cuantiosas multas.