Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.400,40
    +20,40 (+0,24%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.776,81
    +19,76 (+0,53%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0257
    -0,0068 (-0,66%)
     
  • Petróleo Brent

    97,97
    -1,63 (-1,64%)
     
  • Oro

    1.818,90
    +11,70 (+0,65%)
     
  • BTC-EUR

    23.842,90
    +170,42 (+0,72%)
     
  • CMC Crypto 200

    574,64
    +3,36 (+0,59%)
     
  • DAX

    13.795,85
    +101,34 (+0,74%)
     
  • FTSE 100

    7.500,89
    +34,98 (+0,47%)
     
  • S&P 500

    4.280,15
    +72,88 (+1,73%)
     
  • Dow Jones

    33.761,05
    +424,38 (+1,27%)
     
  • Nasdaq

    13.047,19
    +267,27 (+2,09%)
     
  • Petróleo WTI

    91,88
    -2,46 (-2,61%)
     
  • EUR/GBP

    0,8457
    -0,0001 (-0,02%)
     
  • Plata

    20,83
    +0,49 (+2,39%)
     
  • NIKKEI 225

    28.546,98
    +727,65 (+2,62%)
     

Cómo Netflix pasó de batir Blockbuster a ser una empresa con un futuro lleno de dudas

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Las acciones de Netflix son una de las más castigadas de 2022. (Ilustración: Rafael Henrique/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Las acciones de Netflix son una de las más castigadas de 2022. (Ilustración: Rafael Henrique/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Los inversores de Netflix (NFLX) todavía están tambaleándose después de que el índice tecnológico Nasdaq Composite (^IXIC) registrara su peor mes desde 2008. El índice, que fue uno de los principales ganadores durante la pandemia, ha sufrido una fuerte caída del 75% desde el pico de noviembre, pasando de los 300 mil millones de capitalización de mercado a apenas 80 mil millones de dólares.

La caída de los suscriptores del gigante del streaming en abril generó una ola de especulaciones en Wall Street sobre cuál sería su próximo movimiento, que podría implicar una opción más barata con publicidad o incluso una restricción en el uso compartido de contraseñas. Mientras tanto, vale la pena revisar la historia de la compañía que dejó fuera de juego a todo el sector del alquiler de películas.

Hay que remontarse a 1997, cuando Reed Hastings y Marc Randolph fundaron Netflix. Según Britannica, Hastings tuvo la idea de crear Netflix después de pagar una penalización por devolver una videocasete tarde. Por desgracia, en aquel momento el streaming no era una opción viable, ya que los internautas todavía lidiaban con conexiones a Internet terriblemente lentas a través del acceso telefónico. Los fundadores se decidieron por una nueva tecnología japonesa que pronto reemplazaría a los voluminosos casetes VHS: los DVD.

Del DVD al streaming online

Del mismo tamaño que su primo, el disco compacto, el DVD mejoró drásticamente la calidad de los videos y demostró ser lo suficientemente resistente como para sobrevivir en las oficinas de correos. Britannica señaló que la posibilidad de enviar los DVD por correo fue lo que hizo que Hastings pensara que el modelo de Netflix podría funcionar. Los dos fundadores no eran ajenos a Silicon Valley, de manera que, tras reunir el capital inicial, pusieron en marcha la empresa que cambiaría el panorama de los medios en menos de una década.

Muy pronto Netflix incursionó en el mercado del alquiler de videos aprovechando los puntos débiles de los gigantes del sector en aquel momento. No tenías que “ser amable y rebobinar”. Además, Netflix eliminó la otra gran molestia en la era del alquiler: las fechas de vencimiento y los costos exagerados por las entregas atrasadas.

Entonces nació el modelo de alquiler de video como servicio. Por 15,95 dólares al mes pudo vencer a Blockbuster (BB), aunque la tienda de alquiler de vídeos de la esquina seguiría abierta durante años.

La tienda de Blockbuster de alquiler de películas se mantiene abierta al público en el suburbio de Broomfield, Colorado, en Denver, el 6 de abril de 2011. REUTERS/Rick Wilking (ESTADOS UNIDOS)
La tienda de Blockbuster de alquiler de películas se mantiene abierta al público en el suburbio de Broomfield, Colorado, en Denver, el 6 de abril de 2011. REUTERS/Rick Wilking (ESTADOS UNIDOS)

Cuando la burbuja tecnológica estalló en 1999, la empresa todavía era privada. Sin embargo, ya contaba con 239 000 suscriptores y una biblioteca compuesta por 3 100 títulos. Netflix alcanzó el hito del primer millón de suscriptores en 2001 y se hizo pública al año siguiente a 15 dólares por acción.

Cuando el acceso telefónico a Internet dio paso a la banda ancha, finalmente el modelo de streaming se volvió factible. En 2007, Netflix lanzó su servicio de streaming online y cinco años más tarde, Hastings & Co. saltó al negocio del contenido con el thriller político “House of Cards” y “Lilyhammer”, la historia de un mafioso de Nueva York que se esconde en una zona rural de Noruega.

Un futuro muy complicado

Ahora Netflix gasta 17 mil millones de dólares al año en contenido y proyecta una pérdida de 2 millones de suscriptores en el trimestre actual. Ha vuelto a la casilla de salida para los conmocionados inversores de Netflix que también están lidiando con la pérdida colectiva de 1,800 millones de dólares en las acciones tecnológicas en abril. Netflix no solo se ha convertido en una víctima de la última caída del sector tecnológico, sino que ahora también se enfrenta a más competidores de los que nunca ha tenido en sus 23 años de historia. La competencia en el streaming incluye empresas como Hulu, YouTube, Disney+, Apple TV, HBO Max, Peacock y Paramount, por solo nombrar algunos.

Mientras tanto, cadenas como NBC y CBS han estado retirando su contenido para llamar la atención sobre sus plataformas de streaming. Programas como “The Office” y “Friends” partieron de Netflix para regresar a Peacock de NBC. Asimismo, la empresa matriz de Marvel, Disney, recuperó de Netflix los originales más populares de Marvel como “Daredevil” y “Jessica Jones”.

Con esos vientos en contra, el mes pasado Piper Sandler rebajó la calificación de Netflix a “neutral” y redujo su precio objetivo a 293 dólares de los 562 originales, alegando que es poco probable que la compañía recupere el nivel de crecimiento de suscriptores que tenía antes. Al sopesar las opciones de Netflix, los analistas de Piper Sandler señalaron: “El uso compartido de contraseñas y los niveles con publicidad parecen opciones prometedoras, pero la implementación está a más de dos años de distancia”.

Wells Fargo tampoco ve con claridad los resultados. “El crecimiento negativo [de la suscripción] y las inversiones para acelerar los ingresos son el clavo en el ataúd narrativo de NFLX”, escribió la firma. Los analistas del banco agregaron que la perspectiva de Netflix ahora es “tan clara como el barro”.

La acción se cotizaba a 173,10 dólares al cierre del mercado el lunes, por debajo del máximo de 700 dólares que había alcanzado en noviembre de 2021.

También te puede interesar | VIDEO: El giro de Netflix hacia los anuncios, ¿fue realmente una sorpresa?

Jared Blikre y Devan Burris

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente