Mercados españoles abiertos en 8 hrs 28 min
  • S&P 500

    3.435,56
    -7,56 (-0,22%)
     
  • Nasdaq

    11.484,69
    -31,80 (-0,28%)
     
  • NIKKEI 225

    23.639,46
    +72,42 (+0,31%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1867
    +0,0038 (+0,32%)
     
  • Petróleo Brent

    41,77
    +0,04 (+0,10%)
     
  • BTC-EUR

    10.984,89
    +1.637,49 (+17,52%)
     
  • CMC Crypto 200

    258,26
    +13,37 (+5,46%)
     
  • Oro

    1.928,30
    -1,20 (-0,06%)
     
  • HANG SENG

    24.754,42
    +184,88 (+0,75%)
     
  • Petróleo WTI

    40,04
    +0,01 (+0,02%)
     
  • EUR/GBP

    0,9023
    -0,0109 (-1,19%)
     
  • Plata

    25,18
    -0,06 (-0,22%)
     
  • IBEX 35

    6.811,50
    -115,80 (-1,67%)
     
  • FTSE 100

    5.776,50
    -112,72 (-1,91%)
     

Cómo la legalización de la marihuana golpeó a las floristerías

Finanzas Internacional
·4 min de lectura

Christina Stembel recuerda claramente el primer día que se legalizó la marihuana recreativa en California.

Ese día, en noviembre de 2016, representó un punto de inflexión para uno de los pivotes más importantes en los que su startup Farmgirl Flowers, que entonces cumplía seis años, se había embarcado hasta la fecha.

“Al día siguiente de la votación en California, que resultó 'a favor', nuestro mayor productor de lirio de agua en California retiró todos sus lirios para preparar el suelo y en su lugar sembrar cannabis”, comentó Stembel durante una entrevista para la serie Breakouts de Yahoo Finanzas.

“Fue muy rápido”, dijo. “Tuvimos que cambiar toda nuestra cadena de suministro en cuatro meses, de lo contrario no habríamos tenido suficientes flores para el primer Día de San Valentín después de la votación”.

Stembel, de 42 años, es fundadora y directora ejecutiva de Farmgirl Flowers, una e-commerce de entrega de ramos de flores con sede en San Francisco que generó unos 30 millones de dólares en ventas el año pasado. Centrándose en la venta de una variedad de anémonas, amapolas y lirios de agua envueltas en arpillera, Stembel y su equipo de más de 160 empleados irrumpieron en la multimillonaria industria de la floricultura, enraizada en arreglos más anticuados de rosas rojas color sangre y gypsophila envueltas en papel celofán.

Sin embargo, el negocio de Stembel se vio afectado por la legalización del cannabis recreativo en el estado sede de su empresa. Tras la votación para dicha legalización, muchos de los proveedores locales que le proporcionaban las flores para sus ramos de flores de repente apostaron por una nueva cosecha.

“En la actualidad, hay muchas granjas a las afueras de los Estados Unidos”, dijo Stembel. “Es fácil decidirse si en vez de ganar 0,05 o 0,10 dólares por metro cuadrado de dragonaria pueden ganar 1,50 o 2 dólares por metro cuadrado de cannabis”.

“No los culpo por eso”, agregó. También son empresarios. Pero definitivamente hay muchos floricultores que han empezado a cultivar más cannabis y menos flores solo por ese motivo.

Artículos relacionados:

Farmgirl Flowers vende entre 6 000 y 8 000 ramos de flores a la semana.
Farmgirl Flowers vende entre 6 000 y 8 000 ramos de flores a la semana.

“Se nos terminó el suministro”

La industria del cannabis en Estados Unidos está preparada para convertirse en una industria de cerca de 30.000 millones de dólares para 2025, según New Frontier Data. Se colocaría muy cerca, entonces, de la industria de la floricultura estadounidense que registró ventas por debajo de los 35.000 millones de dólares en 2019, según datos de la Oficina de Análisis Económico. Y a diferencia de la industria del cannabis, que se espera que aumente las ventas a una tasa de crecimiento anual del 14 % hasta 2025, las ventas de floricultura llevan años estancadas en los 30 mil millones de dólares.

Farmgirl Flowers está lejos de ser la única empresa en la industria de las flores cortadas que se ha visto afectada por el floreciente mercado legal del cannabis recreativo. Varios informes han destacado a antiguos productores de flores de California que han cambiado al cannabis, ya que la creciente competencia de las flores baratas provenientes de América Latina redujo las ganancias que podían obtener por sus cultivos de flores.

Y precisamente fue a América Latina hacia donde Stembel se volteó cuando sus antiguos proveedores en los Estados Unidos dejaron de cultivar flores. Después de casi siete años abasteciéndose de los agricultores locales, Stembel le escribió una carta abierta a sus clientes explicando su decisión y comenzó a comprarles a los agricultores en América del Sur. La decisión fue impulsada tanto por el impacto de la legalización del cannabis como por la incapacidad cada vez mayor de encontrar suficientes granjas con sede en los Estados Unidos dispuestas a venderle a su nueva empresa para mantener el ritmo de pedidos de los clientes.

“Nos quedamos sin suministros”, dijo Stembel. No había suficiente suministro para nuestra demanda, por lo que necesitaba hacer algo diferente. O dejaba de vender o seguía siendo un negocio muy pequeño y no crecía”.

Hasta la fecha, el cambio en el abastecimiento ha funcionado para Farmgirl Flowers, la compañía entrega entre 6.000 y 8.000 ramos por semana en 48 estados. Para la semana del Día de San Valentín de 2019, Stembel anticipó que ese número aumentaría a más del 50% en comparación con el año anterior, unos 30.000.

Finalmente, Stembel notó que los vientos pueden cambiar de dirección y que los agricultores podrían volver a cultivar flores, una vez que la industria del cannabis madure y el mercado de cultivo se sature.

“Si todos cultivan cannabis, habrá un punto, que ya hemos vivido antes, en el que simplemente habrá un exceso de oferta”, dijo. “Quizás se contenga un poco, pero mientras tanto, tendremos que encontrar otras opciones”.

Emily McCormick