Mercados españoles cerrados

Cómo Apple puede evitar que el iPhone siga el mismo camino que los PC

Antes del lanzamiento del iPhone 8 el martes 12 de septiembre, este dispositivo ya ocupaba un lugar central en Apple (AAPL), pues podría representar el mayor riesgo a largo plazo para la compañía.

Lo cierto es que si la empresa no logra ofrecer suficientes características con valor añadido que incentiven a los consumidores a comprar los nuevos modelos en Estados Unidos o en otros mercados en vías de desarrollo, el iPhone corre el riesgo de seguir el camino del PC: la caída.

Esto se percibe antes del lanzamiento del nuevo teléfono, que se rumorea tendrá un precio de más de 1.000 dólares. En esta ocasión, Apple apuesta por los consumidores que encuentran el suficiente valor en el nuevo teléfono como para pagar esa cantidad… y existe una presión en pos de la innovación.

La lección de la comoditización de los PC: un camino que Apple no quiere seguir

En las últimas tres décadas, los PC han pasado de ser un desarrollo tecnológico muy preciado a convertirse en moneda corriente en nuestra vida cotidiana. Y hace mucho tiempo que marcas poco valoradas como Gateway y Packard Bell se encuentran junto a nombres como IBM y Dell, las cuales promocionan los productos únicos que ofrecen. Aunque a estas marcas de PC no les llevó mucho tiempo caer en la comoditización, y eso conllevó a que la diferenciación fuera mínima entre marcas y que el precio se convirtiera en el único elemento importante de decisión entre los consumidores.

Apple empieza a anunciar nuevas funcionalidades que están por llegar a los iPhone e iPad

A menudo la comoditización es vista como el beso de la muerte para una empresa, producto o industria, dado que amenaza con hacer caer los precios y las eventuales ganancias.

De hecho, el 2016 supuso el quinto año consecutivo de declive en el envío de PC a todo el mundo, según Gartner.

“El amplio mercado de los ordenadores personales se ha mantenido estancado debido a que las mejoras tecnológicas no han sido suficientes como para impulsar el crecimiento real del mercado”, según Mikako Kitagawa, analista principal de Gartner. “El impulso del mercado por parte de los entusiastas de los PC no ha sido suficientemente grande como para promover el crecimiento general del mercado”.

Mientras tanto, los precios de las computadoras y los productos periféricos (como teclados o dispositivos de almacenamiento) han caído de forma drástica. Desde diciembre de 1997 a agosto de 2015, el Índice de Precios al Consumidor aplicado a computadoras y equipos periféricos disminuyó un 96%, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Y las medidas tomadas por los fabricantes originales de PC más importantes ‒IBM, Hewlett Packard y Dell‒ reflejan la dificultad derivada de la comoditización del sector, al centrarse en áreas de mayor crecimiento. Primero, en 2004, IBM (IBMtomó la decisión de venderle su negocio de los PC a Lenovo, con la intención de centrarse en el sector de servicios. Luego, en 2014, HP anunció que dividiría la empresa en una sección de PC –HP Inc. (HPQ)– y en otra dedicada a la computación, el almacenamiento y las redes –Hewlett Packard Enterprises (HPE)–, la cual ha crecido rápidamente. Y en 2013, Dell pasó a ser una compañía privada, en gran parte debido a la competencia entre fabricantes de PC. Poco después, en 2015, la empresa anunció que adquiriría EMC, un proveedor de almacenamiento de datos, en lo que sería el mayor acuerdo tecnológico de la historia. De esta forma afirmaba su voluntad de diversificación lejos del desacelerado negocio de los PC.

En última instancia, el destino de los PC ‒desaceleración de la demanda y caída de los precios‒ refleja la predicción que hizo el cofundador de Intel (INTC) Gordon Moore en 1965. La ley de Moore, según la cual la potencia de la computación se duplica cada dos años, refleja que los adelantos vienen acompañados de costos más bajos.

Funciones de orden superior de Apple

Con su nuevo iPhone, Apple intenta impresionar a los consumidores para que lo compren, y así justificar su precio supuestamente alto.

Después de todo, aunque Apple solo tiene una cuota de mercado del 18% de los smartphones en todo el mundo, se las ha arreglado para capturar el 90% de los beneficios ofreciendo un valor diferenciado, según Laura Martin de Needham.

“Apple monopoliza el 18% más rico del mundo”, dice Martin. “Y si bien su precio excluye a una gran franja de la población mundial, está monetizando su base mejor que sus competidores”.

Supuestamente, el iPhone 8 eliminará el botón físico de inicio y lo reemplazará por una pantalla OLED que cubre prácticamente toda la superficie frontal del teléfono, según prevén algunos analistas. Se espera que también cuente con una batería mejorada y funcionalidades de realidad aumentada. Los analistas también esperan que a largo plazo Apple ofrezca más opciones relacionadas con el cuidado de la salud, ampliando así la del reloj.

Estas características, más una base de dispositivos viejos listos para una actualización (aproximadamente la mitad de los 660 millones de dispositivos en uso tienen más de dos años de antigüedad), obligará a muchos usuarios a comprar un nuevo iPhone, según Mike Olson de Piper Jaffray.

Y la presión mercantilizadora que ya está en marcha a nivel internacional refuerza la importancia de la súper estrategia de Apple, según Martin.

En China, los competidores nacionales están desplazando a los smartphones más baratos con las mismas funcionalidades. Este desafío también se está dando en la India, donde la cuota de mercado de Apple ronda el 2%. Los fabricantes de smartphones rivales han hecho disminuir los ya reducidos precios de Apple en la región.

Martin dice que Apple debería abandonar este juego, concentrarse en seguir añadiendo valor a sus productos para que la gente quiera comprarlos, incluido el ecosistema único que ofrece, que puede llegar a extenderse al hogar.

“Nuestra investigación demuestra que la economía de ecosistemas reduce la rotación excesiva y hace aumentar el valor de cada cliente a largo plazo”, escribía, al tiempo que agregaba que esta estrategia protege a la empresa de la competencia por abajo entre los fabricantes de dispositivos Android. “Creemos que los consumidores perciben los productos Apple como un ecosistema de contenido y hardware estrechamente integrado, lo cual reduce la rotación excesiva y aumenta los ingresos por usuario”.

La verdadera pregunta es: ¿cuánto puede perdurar una innovación significativa? ¿Es Apple susceptible de repetir el destino de la industria de los PC en la lógica de que más adelantos conducen a más comoditización?

Nicole Sinclair