Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    11.032,30
    -128,20 (-1,15%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.907,30
    -40,43 (-0,82%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0695
    -0,0011 (-0,11%)
     
  • Petróleo Brent

    85,07
    -0,17 (-0,20%)
     
  • Oro

    2.334,70
    +3,50 (+0,15%)
     
  • Bitcoin EUR

    59.612,20
    -540,66 (-0,90%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.313,81
    -46,52 (-3,42%)
     
  • DAX

    18.163,52
    -90,68 (-0,50%)
     
  • FTSE 100

    8.237,72
    -34,74 (-0,42%)
     
  • S&P 500

    5.464,62
    -8,55 (-0,16%)
     
  • Dow Jones

    39.150,33
    +15,53 (+0,04%)
     
  • Nasdaq

    17.689,36
    -32,24 (-0,18%)
     
  • Petróleo WTI

    80,59
    -0,14 (-0,17%)
     
  • EUR/GBP

    0,8453
    -0,0001 (-0,02%)
     
  • Plata

    29,58
    -0,03 (-0,11%)
     
  • NIKKEI 225

    38.596,47
    -36,53 (-0,09%)
     

Ciberseguridad: ¿están aumentando los riesgos?

Calibrar el riesgo de un ciberataque antes de que se produzca es difícil. Los ataques importantes, como el de SolarWinds de hace unos años, se producen a lo largo de varios meses y tienen implicaciones de gran alcance. Los ciberataques  pueden estar ocurriendo ahora mismo, pero no nos daremos cuenta hasta que se descubran en el futuro.

Las tensiones geopolíticas aumentan el riesgo de los ciberataques. Rusia, Irán y China tienen en común su participación en actividades cibernéticas ofensivas. Además, hay muchos actores a los que les encantaría entorpecer las elecciones presidenciales estadounidenses de 2024.

¿Se ven impulsados los ingresos de las empresas de ciberseguridad por una mayor percepción del riesgo?

La ciberseguridad ha ocupado sistemáticamente un lugar destacado en los planes de gasto de los presupuestos tecnológicos. La ciberseguridad en primer lugar y luego la Inteligencia Artificial (IA) son las que acaparan todos los presupuestos informáticos. Según algunos informes de resultados recientes:

ANUNCIO
  • Datadog: El crecimiento de los ingresos registró un 25% interanual, lo que puso fin a una racha de cinco trimestres consecutivos de desaceleración interanual de los ingresos. Además, la previsión de crecimiento de los ingresos para el trimestre actual fue del 21%, lo que calmó las preocupaciones de que Datadog tendría dificultades para alcanzar un nivel del 20% al salir de 2023.

  • Rapid7: Los ingresos recurrentes anuales aumentaron un 14% interanual, superando las expectativas. La empresa obtuvo buenos resultados en sus paquetes "Managed Threat Complete" y "Cloud Risk Complete". El mercado esperaba un margen operativo del 15,3%, pero la empresa obtuvo un 18,5% gracias a las reestructuraciones y la reducción de plantilla.

  • Palo Alto Networks: Se espera que Palo Alto Networks mantenga un crecimiento de la facturación de entre 15 y 19. Sus negocios con el sector público se realizan mediante suscripciones trienales, en lugar de anuales. La empresa anunció recientemente un plan para adquirir Dig Security en el área de protección de datos y los informes especulan con la posibilidad de adquirir también Talon, que estaría más en el área de seguridad de acceso. Palo Alto Networks ha demostrado a lo largo del tiempo que puede adquirir empresas líderes, ayudarlas a acceder a financiación y permitirles crecer.

  • Varonis Systems: Los ingresos recurrentes anuales aumentaron un 16% interanual, superando las expectativas de consenso. Los ingresos recurrentes anuales se han acelerado Y la transición al software como servicio (SaaS) está siendo más rápida de lo esperado. SaaS representó el 59% del nuevo negocio, mientras que la orientación solo preveía un 45%.

  • Qualys: Qualys registró un crecimiento interanual en miles de millones que superó en un 2,2  el consenso, con un 13,1%. Los márgenes EBITDA también superaron las expectativas en un 5%. La empresa prevé que el crecimiento global de la facturación en 2023 se sitúe alrededor del 12%.

  • Trend Micro: Trend Micro ha anunciado planes para aumentar las rentabilidades a los accionistas, incluido el pago de 100.000 millones de yenes en dividendos a finales de diciembre de 2023, lo que implica una ratio de reparto del 70%, y a continuación recompras de acciones por valor de 40.000 millones de yenes.

  • CyberArk: El crecimiento anual de los ingresos recurrentes fue del 38%, superando las expectativas de consenso del 35%. La directiva señaló la aceleración de las reservas y una cartera de proyectos récord.

  • Akamai: Akamai registró un crecimiento de la seguridad del 20% interanual, lo que, combinado con la expansión de los márgenes operativos, ayudó a impulsar el crecimiento de los beneficios por acción hasta el 30% interanual. Con la nube y la seguridad por encima del 50% de los ingresos totales, podría ser posible un crecimiento duradero de los beneficios por acción en torno a los diez puntos porcentuales.

  • Check Point: Los resultados del periodo actual de Check Point destacaron por no ser positivos: fueron más débiles de lo esperado y la facturación actual disminuyó. Sin embargo, es posible que la empresa se esté acercando al punto más bajo de un periodo más difícil en su negocio, con unos resultados posiblemente mejores en breve.

Inteligencia artificial: ¿un posible catalizador de la ciberseguridad?

La ciberseguridad vuelve a conectar con la historia de la IA. La IA sin la debida atención a la seguridad puede ser un pequeño desastre, por lo que esperamos que las empresas estén investigando si van a utilizar la IA o cómo lo van a hacer, en paralelo a cómo van a asegurar la IA.

La ciberseguridad también se presta a la IA, ya que cada día se producen muchos millones de ataques. La magnitud del problema y la cantidad limitada de profesionales de la ciberseguridad crean una sinergia en la que muchas empresas están utilizando la IA y el aprendizaje automático para ofrecer mejores soluciones de seguridad.

Conclusión: una megatendencia obligatoria

Si supiera que una empresa no tiene estrategia de ciberseguridad, ¿trabajaría con ella? Aún no hemos encontrado a nadie que responda afirmativamente a esta pregunta. La necesidad de la ciberseguridad es evidente a escala mundial. La pregunta a la hora de invertir es más bien qué empresas pueden estar posicionadas para captar la cuota de mercado y la demanda de estos servicios, así como si resulta aceptable subcontratar la ciberseguridad a los principales proveedores de infraestructuras en la nube.

Sea cual sea la estrategia definitiva, constatamos que toda nueva tecnología requiere una reflexión sobre cómo protegerla, porque los piratas informáticos nunca descansan y siempre están buscando vulnerabilidades.