Mercados españoles abiertos en 2 hrs 26 min

Chevrolet Corvette ZR1 2019: el rey de los C7 con 755 CV de potencia

Ya está aquí. Tras meses de especulaciones, fotos de espías y fugaces pruebas públicas capturadas en vídeo, el Chevrolet Corvette ZR1 2019 ya está aquí. Parece feroz, como el ya de por sí excelente Z06 competidor en la carrera de Le Mans del GT3. El alerón trasero parece lo bastante grande como para ofrecer servicio aéreo y el frontal podría permitir a los dueños del ZR1 ofrecer servicio de quitanieves durante el invierno. El motor V8 de 6,2 litros y 755 CV es tan alto que sobresale del capó. Este es el coche definitivo del fabricante del logo de la pajarita.

En el corazón de todo Corvette hay un estruendoso V8 que escupe fuego. Cualquier otra cosa sería equivalente a una traición, y provocaría manifestaciones en Bowling Green pidiendo sangre y las cenizas de Zora Arkus-Duntov. El nuevo LT5 podría hacer honor al motor del ZR-1 de 1990 con su nombre (el C4 llevaba guion), pero no evita el doble árbol de levas del V8. En su lugar, la barra de presión del V8 usa un sobrealimentador Eaton un 52% más grande que el del Z06. El cuerpo del acelerador tiene un diámetro de unos 10 centímetros. En definitiva, el LT5 produce 755 CV de potencia 6,300 rpm y un par motor de 715 a 4.400 rpm. Esto supone un salto de 300 CV respecto al modelo de básico de Corvette.

Además del desplazamiento extra del soplador, el LT5 usa inyección directa e inyección de lumbrera. Esto no solo ayuda a que fluya mejor el combustible, sino que también ralentiza la acumulación de carbono propia de los motores de inyección directa. Utiliza un intercooler más eficiente que ayuda a prevenir los problemas de absorción de calor que tanto afectaron al Z06. El sobrealimentador y el intercooler son tan grandes que el capó está abierto en el centro, levantando más de medio dedo de lo permitido por la normativa de atropello de peatones. Toda la forma y la aerodinámica de la parte delantera están diseñadas para llevar el aire al motor y la transmisión. Los cuatro nuevos radiadores elevan el total a 13.

La potencia se transmite a las ruedas traseras mediante una transmisión manual de siete marchas o automática de ocho. Son las mismas del Z06, con las relaciones de transmisión y todo. Si sigue la tendencia del Z06, el coche podría ser más rápido si se deja que el ordenador de abordo controle los cambios. Aun así, usa uno manual y disfruta del espectáculo. Tadge Juechter, ingeniero ejecutivo en jefe, dice que el cambio manual es más sólido y la opción preferida para su uso en pista.

Sin embargo, toda la potencia del mundo no sirve de nada si no está bien complementada. Fijémonos hasta dónde llegó Dodge con el Demon. Con el ZR1, todo es cuestión de aerodinámica, de ahí el splitter y el alerón trasero. La carga aerodinámica sin resistencia es la clave, y parece haber funcionado. Como con el Z06, hay disponibles varias configuraciones de aerodinámica para el Z06. La velocidad máxima con el alerón inferior es de 337 km por hora. También hace que sea mucho más fácil acceder a la zona de carga trasera.

El alerón superior ajustable en dos posiciones reduce la velocidad máxima, pero le da un 60% más de carga aerodinámica al vehículo que un Z06 con la configuración del Z07. Unos pocos pernos montados en el chasis permiten un ajuste de cinco grados. El alerón va montado al chasis para evitar que se agriete la escotilla al ser sometida a carga. Todos los ZR1 cuentan con un nuevo alerón inferior. El equipo de desarrollo del Corvette parecía tener un alerón trasero activo. La idea fue desechada al encontrar problemas de ensamble y peso. Juechter dijo que debido a que un alerón trasero activo puede proporcionar una baja resistencia y una alta carga aerodinámicas en marcha, decidieron “dejar de lado esa maldita cosa”. La aerodinámica de lo bajos fue desarrollada por el equipo de Corvette Racing. Para equilibrar el gran alerón trasero se necesitó más aerodinámica en la parte delantera, por lo que un perfil invertido ayuda sin necesidad de poner una placa gigante en el frontal.

El alta ala es parte del ZTK Performance Package (Chevy adora sus códigos). Juechter y el diseñador jefe Top Peters dicen que el pack ZTK es equivalente al pack Z07 del Corvette Z06. Además del apéndice de avión, el kit ZTK incluye un splitter frontal con tapas de fibra de carbono, neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 (los mismos que lleva el Z06) y diferentes puestas a punto a del chasis y del sistema de control Magnetic Ride. Es cierto. No lleva caras válvulas de carrete como el Camaro ZL1 1LE. El ZR1 emplea una configuración en doble horquilla de brazo corto/largo, brazos de aluminio fundido y resortes compuestos montados de forma transversal en las partes trasera y delantera. Al fin y al cabo, se trata de un Corvette.

Aunque los neumáticos Pilot Sport Cup 2s son opcionales, en su versión estándar el coche tiene unos neumáticos antipinchazo Pilot Super Sport. Esta increíble configuración ‒P285/30ZR19s delante y P355/25ZR20s detrás‒ cuenta con frenos cerámicos y de carbono, y con unas pinzas del tamaño del antebrazo de Dwayne Johnson. Con los Cup 2, puedes esperar frenadas de 100 a 0 km/h en menos de 27 metros. Cosas de verdadera clase mundial.

El ZR1 de serie viene con un pack de Sebring llamado Orange Design con pinzas de freno y rayas en los estribos laterales y el splitter pintados de naranja. En el interior, el coche cuenta con cinturones de seguridad naranjas y adornos de aluminio en color bronce. Aparte de las cuestiones relacionadas con el rendimiento, todos los ZR1 cuentan con asientos de cuero ventilados y climatizados Nappa, un volante con borde de fibra de carbono, un equipo estéreo Bose y la grabadora de datos de rendimiento de GM. Al igual que otros Corvettes, el ZR1 está disponible con varios asientos y cabezales regulables a varios niveles.

El coche sale a la venta la próxima primavera. No se ha dado a conocer el precio, pero se espera que se venda a partir de los 120.000 dólares. Sí, eso es mucho por un Corvette o cualquier otro Chevrolet, pero es una enorme ganga si se piensa desde el punto de vista competitivo. Aunque aún no ha sido revelado, parece que pronto habrá una versión descapotable. Hemos visto uno circulando por Detroit. Claro, algunos esperaban algo más del coche. Quizás alguna sorpresa como un motor DOHC o un sistema híbrido. Impresiona, pero no es sorprendente. Aun así, si se trata del motor delantero del Corvette, lo más impresionante es el tremendo estruendo al acelerar.

Chevrolet Corvette ZR1 2019: el rey de los C7 con 755 CV de potencia apareció originalmente en Autoblog el domingo 12 de noviembre de 2017 a las 12:00 PM.

Reese Counts
Autoblog