Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.320,02
    +48,99 (+1,50%)
     
  • Nasdaq

    11.213,55
    +208,68 (+1,90%)
     
  • NIKKEI 225

    23.331,94
    -86,57 (-0,37%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1659
    -0,0090 (-0,77%)
     
  • Petróleo Brent

    37,71
    -1,41 (-3,60%)
     
  • BTC-EUR

    11.649,35
    +452,34 (+4,04%)
     
  • CMC Crypto 200

    266,73
    +24,05 (+9,91%)
     
  • Oro

    1.868,20
    -11,00 (-0,59%)
     
  • HANG SENG

    24.586,60
    -122,20 (-0,49%)
     
  • Petróleo WTI

    36,18
    -1,21 (-3,24%)
     
  • EUR/GBP

    0,9030
    -0,0010 (-0,11%)
     
  • Plata

    23,39
    +0,03 (+0,11%)
     
  • IBEX 35

    6.411,80
    -62,60 (-0,97%)
     
  • FTSE 100

    5.581,75
    -1,05 (-0,02%)
     

Las modelos del nuevo catálogo de Zara se han tenido que hacer sus propias fotos desde casa

Fernando Gonzalo
·2 min de lectura

Continúan las medidas de confinamiento en buena parte del mundo, pero las empresas no descansan en su afán de mantener sus campañas publicitarias vivas y en preparar el terreno para el retorno a la actividad económica.

El principal reto al que se están enfrentando las marcas es adaptarse a las consignas de distanciamiento social y para ello han tenido que recurrir a la manera de hacer las cosas que más se ha repetido en el último mes: “desde casa”. Y esto es precisamente lo que ha hecho Zara para confeccionar su catálogo de verano 2020.

Las tiendas de ropa están cerradas desde hace tiempo en España, aunque Zara sigue disponible a través de su página web. La marca prevé que el fin del confinamiento, que coincidirá además con el buen tiempo, llevará a sus clientes de vuelta a las tiendas a renovar vestuario.

En previsión de la nueva temporada, el gigante textil no ha dejado de publicar su nuevo catálogo, aunque en esta ocasión las condiciones en las que se ha realizado son bastante especiales, puesto que se han respetado las recomendaciones de distanciamiento social indicadas por las autoridades sanitarias.

Así pues, los modelos del catálogo han sido invitados a posar desde casa luciendo las prendas de la nueva temporada en un escenario de lo más hogareño. Además, evitando la presencia de un fotógrafo, los modelos se han tomado sus propias fotografías, convirtiendo esta campaña en una auténtica colección de selfies de moda.

La compañía se encargó de enviar a los modelos las prendas, así como el material necesario para tomar las fotografías. Como resultado, el salón, el dormitorio o el jardín han sustituido al tradicional estudio o a los decorados exteriores para presentar una colección de ropa veraniega que, pese al decorado casero, tienen un aire optimista que nos recuerda que cada vez falta menos para retomar la normalidad.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Más historias que te pueden interesar: