Mercados españoles cerrados

Brasil: Estado acusa a policías por rehusarse a trabajar

Nelson Eduardo Conclaves yace en un charco de sangre, mientras un vecino lo observa en Vitoria, estado de Espirito Santo, Brasil, el jueves 9 de febrero de 2017. De acuerdo a su madre Erlita Pereira Goncalves, su hijo de 30 años fue asesinado a tiros por hombres ataques que irrumpieron en su vivienda y lo mataron frente a ella. (AP Foto/Diego Herculano)

SAO PAULO (AP) — El gobierno del estado de Espirito Santo, en el sureste de Brasil, acusó formalmente a más de 700 policías militares por supuestamente rehusarse a trabajar como parte de un movimiento para obtener un aumento salarial, lo que ha derivado en una ola de violencia en la que han muerto más de 100 personas.

El director de Seguridad Pública Andre García, dijo el viernes que 703 agentes fueron acusados de cometer el "delito de revuelta".

La policía militar brasileña patrulla las ciudades del país y sus miembros tienen prohibido por ley irse a huelga.

Los asesinatos en la capital Vitoria y otras ciudades, estallaron hace una semana, cuando amigos y familiares de los agentes bloquearon sus cuarteles en demanda por mejores salarios para los policías.

Debido a la ausencia de patrullajes policiales, se cerraron escuelas y se interrumpieron los servicios médicos en los hospitales públicos. El transporte público también fue suspendido y se saquearon algunos comercios.

El viernes se presentaron manifestaciones similares en Río de Janeiro, pero las autoridades policiales informaron que la mayoría de ellas no evitaron que los agentes salieran a patrullar la ciudad.

El gremio que representa a los policías civiles afirmó que 121 personas han sido asesinadas desde que se dejó de patrullar las calles. El gobierno estatal no ha difundido una cifra oficial de muertos.

A principios de semana, Espirito Santo entregó las labores de seguridad al ejército, que envió 1.200 soldados para ayudar a frenar la violencia. García dijo el viernes a la prensa que anticipa que aumente a 3.000 el número de soldados en la región.