Mercados españoles abiertos en 4 hrs 25 min

Austria prepara una ley anti-troll que hará ilegales los comentarios anónimos en Internet

Sin duda, lo más desagradable de Internet son los comentarios hirientes que algunos desalmados escriben en los lugares más insospechados, amparándose en su anonimato. Esta actividad que se califica de ‘troll’, puede tener los días contados en Europa si una nueva legislación que está preparando Austria tiene éxito: hablamos de la denominada ley anti-troll.

La ley anti-troll es una iniciativa del Gobierno de Viena para acabar con los comentarios anónimos en Internet. Según la nueva norma, todos los usuarios deberán registrarse en una página web con su nombre real y su dirección real para poder escribir cualquier mensaje, ya sea en un periódico online, en un foro o en una red social.

Austria prepara una ley anti-troll (Unsplash/Tom Roberts)

La idea es que nadie pueda decir las barbaridades que ahora mismo se pueden escribir y que queden sin castigo. De esta forma, los usuarios de Internet serán más responsables de sus palabras y seguramente desaparecerían los mensajes racistas, xenófobos o machistas, ya que además de ser dañinos para la comunidad, son ilegales.

Hay que destacar que la nueva ley anti-troll no prohíbe los nicks o los sobrenombres: se podrán seguir usando, pero siempre que en la página que se registren se solicite el nombre real y la dirección de la persona que está detrás del mote.

Pero, ¿qué pasa si un pequeño negocio tiene un blog en el que se pueden dejar comentarios pero carece de la infraestructura necesaria para saber si el nombre de la persona que está escribiendo en él es real? ¿Tiene que hacer una gran inversión para adecuarse a la nueva normativa?

No, la nueva ley anti-troll solo rige para aquellas empresas de Internet que tengan más de 100.000 usuarios registrados, que ganen más de 500.000 euros al año o que reciban subvenciones superiores a 50.000 euros, según informa la página web Teknofilo.

Esta último requisito es bastante controvertido, porque las páginas web desde las que de verdad se azuza el odio hacia los demás y se insulta y amenaza son de tamaño pequeño, y ni de broma alcanzan esos números masivos. Parece que la ley anti-troll está diseñada para que los usuarios no reciban insultos en portales como YouTube, o en redes sociales como Twitter o Facebook, plataformas todas ellas que ya exigen el nombre y la dirección reales de las personas, y que a partir de ahora necesitarán de documentos de identidad como DNI o pasaportes, para saber realmente la identidad de sus usuarios.

La ley anti-troll se está debatiendo en estos momentos en Austria y si se aprueba, entrará en vigor en el año 2020.