Mercados españoles cerrados en 3 hrs 40 min

El asiento de avión con más posibilidades de sobrevivir en un accidente

Las redes sociales las carga el diablo. Y si no, que se lo digan al responsable de la cuenta de la compañía aérea KLM en India. El pasado mes de julio, tuiteo desde esa cuenta un artículo en el que se hablaba de qué asientos eran los más seguros y cuáles los más inseguros en caso de accidente aéreo. Mucha gente pensó que es una información que jamás debe dar una aerolínea, porque además de herir la sensibilidad de muchas personas, también supone un agravio para todos aquellos que no consiguen los asientos ‘buenos’ cuando facturan.

Pero más allá de esta polémica, que se saldó con unas disculpas desde la misma cuenta en la que se publicó la información, nosotros nos quedamos con los datos que revelaba dicho estudio.

El asiento de avión en el que hay más posibilidades de sobrevivir en caso de accidente (Suhyeon Choi / Unsplash)

El tuit original se basó en información realizada por la revista TIME en 2015, basada en los números registrados en la Base de datos de accidentes de aviación CSRTG de la Administración Federal de Aviación. En dicha fuente se encontró ligeras diferencias en las tasas de supervivencia según la ubicación del asiento.

En el trabajo, que analizó 17 accidentes aéreos en los que ha habido supervivientes, se llega a la conclusión de que los asientos más seguros son los que se encuentran en la parte trasera de la aeronave: los que se sientan en esa zona tienen un 32% más de posibilidades de sobrevivir en caso de accidente. La segunda zona más segura es el centro del avión, y la zona más ‘peligrosa’ es la parte delantera.

Sin embargo, esta investigación debe ser tomada con precaución. Primero, porque sus conclusiones se basan en una muestra demasiado pequeña de accidentes (sólo 17, cuando se han producido centenares). Segundo, porque se basa en accidentes ocurridos entre 1985 y el año 2000, es decir hace más de dos décadas, un periodo demasiado alejado del presente, ya que la mayoría de aviones que vuelan por Europa son más modernos que los analizados. Y tercero, porque volar en 2019 es mucho más seguro que hace años, por lo que las probabilidades de morir en un accidente aéreo son mucho menores (y eso a pesar de los casos del Boeing 737 MAX, el avión que ha causado dos tragedias con casi 400 muertos en apenas unos meses).

En el mismo reportaje de Time que citaba el tuit de KLM algunos expertos en aeronáutica explican que los accidentes aéreos son un eventos tan aleatorios y peculiares que no se puede llegar a afirmar que un asiento es más seguro que otro. Así que la próxima vez que te toque sentarte en la parte delantera del avión, no te angusties.