Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.221,63
    +55,18 (+1,32%)
     
  • Nasdaq

    14.122,27
    +91,89 (+0,65%)
     
  • NIKKEI 225

    28.010,93
    -953,15 (-3,29%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1920
    +0,0055 (+0,46%)
     
  • Petróleo Brent

    74,94
    +1,43 (+1,95%)
     
  • BTC-EUR

    27.409,41
    -2.307,28 (-7,76%)
     
  • CMC Crypto 200

    792,72
    -57,62 (-6,78%)
     
  • Oro

    1.784,10
    +15,10 (+0,85%)
     
  • HANG SENG

    28.489,00
    -312,27 (-1,08%)
     
  • Petróleo WTI

    73,50
    +1,86 (+2,60%)
     
  • EUR/GBP

    0,8552
    -0,0038 (-0,45%)
     
  • Plata

    26,03
    +0,06 (+0,23%)
     
  • IBEX 35

    9.051,70
    +21,10 (+0,23%)
     
  • FTSE 100

    7.062,29
    +44,82 (+0,64%)
     

Arranca la guerra de precios de las aerolíneas para recuperar clientela en plena pandemia

·4 min de lectura

Los aviones medio vacíos se están convirtiendo en la nueva normalidad, algo que se explica por las restricciones a los viajes internacionales, el miedo a viajar de los ciudadanos y la implantación de nuevas medidas de seguridad, que obliga a las compañías a dejar asientos libres entre pasajeros.

La escasa oferta de vuelos se a justa a la escasa demanda, lo que también se traduce en miles de despidos en el sector. Por ello, las aerolíneas están tratando de resucitar esta demanda ofreciendo tarifas muy económicas. Las compañías saben que la capacidad adquisitiva de la población ha mermado a nivel general como consecuencia de la pandemia y que la única forma de animar a la población a viajar, además de cumpliendo estrictamente con los protocolos de seguridad e higiene, es sacando a la venta billetes a un precio más bajo y con mayor valor añadido que sus competidoras.

Así, empresas como Iberia, Ryanair y Vueling se han puesto como objetivo reactivar su ingresos, con algunos intentos fallidos.

Por ejemplo, la aerolínea irlandesa ‘low-cost’ lanzó vuelos a partir de 30 euros para el mes de julio, que no tuvo el éxito esperado debido a la reimposición de cuarentenas, como la de Reino Unido a los viajeros procedentes de España. Este asunto ha provocado que muchas personas cancelaran sus vacaciones, ante la imposibilidad de costear una estancia tan larga o no disponer de días libres suficientes para guardar cuarentena tras visitar el destino elegido.

Ante la incertidumbre provocada por la pandemia, las compañías tienen claro que bajar los precios es el único incentivo para animar a la gente a volar. Getty Creative.
Ante la incertidumbre provocada por la pandemia, las compañías tienen claro que bajar los precios es el único incentivo para animar a la gente a volar.

Poco después, Iberia lanzó una campaña con vuelos para España por 20 euros y para Nueva York por 120, entre muchos otros destinos. Más tarde, Vueling contraatacó con billetes a 9 euros para destinos nacionales y 12 para algunos internacionales cerca de España, como Londres o Nantes. Ryanair, por su parte, ha vuelto a la carga este mes de septiembre con vuelos a partir de 5 euros para más de 240 destinos. Así, ha comenzado una guerra para reactivar la demanda de viajes en avión en plena pandemia.

El sector aboga por sustituir las cuarentenas por tests

Ante la incertidumbre provocada por la pandemia, las compañías tienen claro que bajar los precios es el único incentivo para animar a la gente a volar. Viajar en avión puede ser una actividad con riesgo de contagio, pero la posibilidad de visitar un destino a un precio muy asequible, teniendo en cuenta también que la cantidad de turistas será mucho menor en comparación con años anteriores, llama mucho la atención de algunos viajeros.

Otra de las soluciones que el sector reclama es la sustitución de las cuarentenas obligatorias por pruebas PCR para pasajeros que viajen desde países con altas tasas de COVID-19 a otros con menos infectados. El Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) afirman que “un test previo a la salida podría reducir el riesgo de importación de casos hasta en un 90%”, además de permitir que los viajes aéreos volviesen a abrirse entre un importante número de países y animar a muchos pasajeros a volar.

El problema es que un test negativo no siempre garantiza que el virus no esté en el cuerpo, sino que en ocasiones es necesario repetirlo para asegurarse, por lo que es posible que estas PCR dificulten más los viajes en lugar de facilitarlos. También hay algunas propuestas alternativas, como la de Reino Unido, que está valorando un sistema que combine cuarentena y test, reduciendo los días de aislamiento a 10.

Lo que está claro es que todas las compañías desean recuperar el nivel de ingresos previo al confinamiento sin poner en peligro la salud de los viajeros. Por tanto, lo más probable es que esta guerra de precios se mantenga, al menos, hasta que se de con una vacuna contra el coronavirus, la única opción para acabar definitivamente con la incertidumbre y reactivar del todo la economía.

También de interés:

VIDEO | El restaurante que solo sirve comida de avión en Tailandia

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente