Mercados españoles cerrados en 5 hrs 45 min

Amazon la emprende contra quienes abusan de las devoluciones

Para quienes compran impulsivamente y devuelven los artículos con la misma energía, Amazon (AMZN) ha establecido una serie de sanciones que buscan reducir la frecuencia de estos malos hábitos.

No se trata de que una vez al mes usted compre un artículo que luego no resultó ser lo que imaginaba o una prenda de vestir que le ha quedado algo pequeña… Lo que busca el gigante del comercio digital es endurecer su política de devoluciones y empezar a bloquear, al menos temporalmente, a quienes abusan de ella.

De acuerdo con una información publicada por The Wall Street Journal, la nueva política se implementará ya sea prohibiendo las devoluciones, como bloqueando en algunos casos y de forma indefinida la posibilidad de comprar en la página.

Como ha detallado la misma compañía, las devoluciones son admitidas en “la mayoría de los productos” hasta 30 días después de la entrega, aunque hasta ahora nunca se ha detenido a especificar si existe un límite de devoluciones por usuario.

“Queremos que todos puedan usar Amazon, pero hay raras ocasiones en que alguien abusa de nuestro servicio durante un período prolongado -dijo la empresa a la prensa-. Nunca tomamos estas decisiones a la ligera, pero con más de 300 millones de clientes en todo el mundo, tomamos medidas cuando corresponde para proteger la experiencia de todos nuestros clientes. Si un cliente cree que hemos cometido un error, le pediremos que nos contacte directamente para que podamos revisar su caso y así poder tomar las medidas adecuadas”.

Orgullosos de haber alcanzado la enorme cifra de 100 millones de miembros abonados a la membresía Prime, los responsables de la compañía ahora han lanzado por primera vez un aviso a quienes no solo se hacen asiduos a las devoluciones, sino a los que han hecho de esto un verdadero negocio.

(AP)

Para quienes se han aficionado al arte de comprar, probar y devolver, las cosas serán a partir de ahora más difíciles.

Sin embargo, algunos antiguos empleados de Amazon ya han revelado que esto no es nuevo y que la empresa minorista suele bloquear desde hace mucho tiempo a quienes se les va la mano con los reembolsos o a aquellos que se atreven a devolver los artículos incorrectos.

Para los anteriores casos y para quienes se aficionan a redactar reseñas de productos a cambio de dinero, Amazon posee un algoritmo que alerta sobre lo que considera actividad cuestionable. Cuando esta “luz roja” se enciende, el caso pasa a manos de un funcionario que revisa el historial del comprador para luego determinar si hay indicios de fraude.

Cuando la suspensión se produce, el implicado recibe un escueto e-mail de aviso en el que no se dan demasiadas explicaciones.

Un problema para la empresa y los clientes

Al decir del experto minorista Burt Flickinger, ante este escenario Amazon no está funcionando de manera eficiente:

Según su criterio, la escasez de controladores, y las fallas en la distribución y la logística contribuyen a que cosas como esta ocurran.

“Cualquier cosa que regrese a Amazon es un problema”, dijo. “Esto puede asustar a los compradores, pero realmente es injusto para los consumidores”

En esta batalla, Amazon no está sola. Otras compañías como Best Buy, Home Depot y Victoria’s Secret han decidido empezar a rastrear discretamente la frecuencia con la que sus clientes devuelven sus compras para, cuando la gravedad del caso lo precisa, sancionar a los sospechosos de abuso de sus políticas de devolución.

Según las estadísticas, el fraude cuesta a los minoristas hasta 17.000 millones de dólares anuales en Estados Unidos.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Exclusiva: ¿por qué Amazon está eliminando cientos de puestos de trabajo?

¿Cansado de tareas domésticas? Amazon quiere limpiar tu casa

Amazon entregará paquetes en los automóviles de sus clientes