Mercados españoles abiertos en 7 hrs 11 min
  • S&P 500

    3.678,43
    +92,81 (+2,59%)
     
  • Nasdaq

    10.815,43
    +239,82 (+2,27%)
     
  • NIKKEI 225

    26.215,79
    +278,58 (+1,07%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9836
    +0,0009 (+0,09%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    +0,06 (+0,07%)
     
  • BTC-EUR

    19.965,89
    +466,45 (+2,39%)
     
  • CMC Crypto 200

    444,05
    +8,70 (+2,00%)
     
  • Oro

    1.710,40
    +8,40 (+0,49%)
     
  • HANG SENG

    17.079,51
    -143,32 (-0,83%)
     
  • Petróleo WTI

    83,35
    -0,28 (-0,33%)
     
  • EUR/GBP

    0,8678
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Plata

    20,89
    +0,30 (+1,46%)
     
  • IBEX 35

    7.462,00
    +95,20 (+1,29%)
     
  • FTSE 100

    6.908,76
    +14,95 (+0,22%)
     

Ahorro de luz: 18 maneras de bajar el consumo de energía en tu hogar

·6 min de lectura

Los pequeños cambios diarios en tu consumo de energía pueden ser fáciles de hacer. No cuestan mucho, pero pueden sumar ahorros reales de energía.

En esta nota encontrarás 18 consejos más algunas sugerencias adicionales, sobre formas de ahorrar energía en el hogar en tu vida diaria con muy poco esfuerzo.

Algunas de estas ideas son obvias, otras no tanto, pero todas son formas sencillas de ahorrar energía que son buenas para el medio ambiente y que también pueden ayudarte con tu factura mensual de energía.

La manera fácil de ahorrar energía en el hogar es hacer pequeños cambios en los hábitos y realizar un mantenimiento periódico básico.

Reconsiderá cómo usas tus electrodomésticos

En la mayoría de los hogares, los electrodomésticos son los principales impulsores del uso de energía. Estos simples ajustes son excelentes maneras de ahorrar energía:

Lavá solo cargas completas de platos y ropa

Tu lavarropa y lavavajillas están diseñados para funcionar de manera más eficiente con cargas completas. Y más que eso, si los hacés funcionar solo cuando están llenos, los usás con menos frecuencia, lo que realmente reduce el uso de energía.

El uso eficiente del lavarropa contribuye a bajar la factura de luz.
El uso eficiente del lavarropa contribuye a bajar la factura de luz.

El uso eficiente del lavarropa contribuye a bajar la factura de luz.

Lavá la ropa con agua fría

Los lavarropas y los detergentes para ropa están diseñados para funcionar de manera eficiente con agua fría. Si solo lavás con agua caliente cuando necesitás desinfectar, podrías ahorrar en tu factura de luz.

Mantené los electrodomésticos limpios

Cada electrodoméstico funciona de manera más eficiente cuando los filtros no tienen polvo y los sellos de las puertas no tienen suciedad.

No te pares frente a una heladera abierta

Cuanto más tiempo esté abierta la puerta de la heladera, más tendrá que trabajar el aparato para mantener una temperatura fresca. Decidí lo que querés con anticipación para minimizar la cantidad de tiempo que las puertas de la heladera o del freezer están abiertas.

Automatizá tus electrodomésticos con asistentes inteligentes

Los asistentes inteligentes te permiten controlar tus electrodomésticos, incluso cuando estás fuera de tu casa. Con las rutinas del asistente inteligente, podés controlar tus electrodomésticos y apagarlos de forma remota para ahorrar tiempo y energía.

Obtené ayuda de la naturaleza para ahorrar energía en el hogar

A veces, la mejor forma de ahorrar energía es simplemente no utilizarla. Estos son algunos consejos para ahorrar energía que implican dejar que la naturaleza siga su curso:

Secá la ropa al aire

No hay nada como el olor de las sábanas, las toallas y la ropa que se secaron al aire libre. Considerá secar la ropa al aire en un tendedero antiguo o incluso colgarla dentro de la casa. Alternativamente, usá una secadora de bajo consumo.

Mantener la puerta abierta de la heladera aumenta el consumo de energía.
Mantener la puerta abierta de la heladera aumenta el consumo de energía.

Mantener la puerta abierta de la heladera aumenta el consumo de energía.

Secá los platos al aire en lugar de usar el ciclo de secado de su lavavajillas

Seleccioná la opción de secado al aire en tu lavavajillas. Abrílo después del ciclo de enjuague y tus platos se secarán sin usar un solo kilovatio.

Abrí las cortinas de cara al sol

Incluso las ventanas más eficientes permiten el paso de la energía. La luz del sol que cae todo el día puede calentar el interior de tu casa. Por la noche, cerrá cortinas y persianas para crear otra capa de aislamiento. Durante el día, dejá que la luz brille durante el clima frío, pero bloquéela cuando haga calor.

Atraé más luz natural con espejos y paredes brillantes

Aprovechá al máximo la luz natural con opciones de decoración brillantes, espejos colocados en forma estratégica y espacios de trabajo cerca de las ventanas para que no tengas que mantener las luces encendidas todo el día.

Adaptá tus hábitos energéticos diarios

Cambiar tus hábitos tendrá un efecto importante en tu consumo de energía. Al pensar en formas de ahorrar energía en el hogar, pensar en las pequeñas cosas tiene un gran impacto.

Apagá las luces cuando no estés en la habitación

Las bombillas tradicionales desperdician el 95% de la energía que usan emitiendo calor, y solo el 5% se destina a la luz. Cambiálas o úsalas con moderación. Dejarlas puestas durante largos periodos es un gran desperdicio.

Apagá los aparatos electrónicos y electrodomésticos cuando no los estés usando

Dejar tu computadora encendida mientras está inactiva desperdicia electricidad y acorta la vida útil de tu máquina. Lo mismo ocurre con los televisores, impresoras y otros dispositivos electrónicos. Si ves la luz indicadora encendida, está quemando energía en forma innecesaria.

Conviene reemplazar las lámparas incandescentes por las LED.
Conviene reemplazar las lámparas incandescentes por las LED.

Conviene reemplazar las lámparas incandescentes por las LED.

Desenchufá los cargadores de batería cuando no estén en uso

Muchos dispositivos, incluidos los cargadores de batería, consumen energía en forma continua, incluso cuando no están en uso. Reducí el llamado "consumo de energía de los vampiros" y ahorrarás muchos pesos en tu factura.

Ajustá la configuración de tus dispositivos y electrodomésticos para ahorrar energía en el hogar

Configurá tu computadora en modo de suspensión o hibernación

Los modos de suspensión o hibernación utilizan mucha menos energía que si dejaras tu computadora encendida con un protector de pantalla.

Evitá usar la configuración de enjuague y espera en tu lavavajillas

Esta configuración usa de 11 a 26 litros más de agua que un ciclo de lavado normal.

Considerá usar una alternativa de ahorro de energía

Hace la prueba de realizar las tareas del hogar sin enchufar nada. Por ejemplo, pensá en una escoba en lugar de una aspiradora. Y si usás un electrodoméstico, el tamaño pequeño para un electrodoméstico ayuda. Una mini aspiradora de mano usa menos energía que una aspiradora vertical de tamaño completo.

Usá el microondas para cocinar las sobras

Te sorprenderás de lo mucho que podés cocinar, más allá de calentar las sobras, en estos electrodomésticos que ahorran energía.

Usá el lavavajillas en lugar de lavar a mano

Un lavavajillas eléctrico no solo ahorra esfuerzo; ahorra energía, usando casi 19 mil litros menos de agua caliente por año en comparación con el lavado a mano.

El uso adecuado del microondas permite ahorros de luz.
El uso adecuado del microondas permite ahorros de luz.

El uso adecuado del microondas permite ahorros de luz.

Usá una pava o hervidor eléctrico

Enfoca la energía en calefacción eficiente, hirviendo el agua más rápido con menos electricidad en una pava o hervidor eléctrico en lugar del microondas.

Hacé pequeñas inversiones para lograr resultados a largo plazo

Algunas cosas que podés comprar aumentan la eficiencia energética de tus electrodomésticos actuales. No cuestan mucho dinero y no requieren una instalación experta, lo que los convierte en formas sencillas de ahorrar energía en el hogar.

Conectá los aparatos electrónicos del hogar a las "zapatillas" de enchufes

Apague las "zapatillas" cuando el equipo no esté en uso. Evitarás que estos dispositivos usen energía cuando estén inactivos con un interruptor conveniente.