Mercados españoles cerrados

5 consejos para ahorrar dinero antes de tu próximo viaje al extranjero

Una turista consulta una guía en Berlín, Alemania. Foto: Adam Berry/Getty Images

¿Estás planeando un viaje de verano al extranjero? No obstante, si crees que estás derrochando, debes ser consciente de que en unas vacaciones internacionales se gasta mucho dinero, así que es mejor que pongas en práctica estos cinco consejos para que ahorres un poco antes de viajar. Estos consejos están basados en el mercado estadounidense, pero muchos aplican para otros países.

1. Llama a tu banco. Diles a dónde vas y cuándo, de manera que no bloqueen tu tarjeta de crédito por un posible uso fraudulento y no te rechacen los cargos mientras estás disfrutando. Ten en cuenta que para acceder al dinero en efectivo la mayoría de los bancos extranjeros solo aceptan números PIN de cuatro dígitos. Si tienes un PIN de 6 dígitos, pregúntale al agente de atención al cliente de tu banco si necesitas cambiarlo, o si puedes usar los primeros o últimos cuatro dígitos de tu código PIN actual. No olvides que las reglas varían según el país que vayas a visitar.

2. Solicita una exención para reducir las comisiones de uso bancario. Antes de olvidarte del móvil, pide una exención para las comisiones que se aplican a las transacciones internacionales y el uso de los cajeros automáticos durante las fechas del viaje. Aunque tu banco trabaje con una sucursal en el extranjero, es probable que te apliquen entre un 3 y 5% de comisiones por las transacciones internacionales, además de la cantidad que retires, más una tarifa de 5 dólares por el uso del cajero automático. Eso significa que, si viajas a Europa, cada vez que retires 500 euros tu banco podría cobrarte 20 euros.

Cuando llamé a mi banco, aprobaron mi solicitud en cuestión de minutos y extendieron la exención por 60 días. También me informaron que podía usar cualquier cajero automático, no solo los de sus sucursales asociadas, lo cual representa un gran ahorro de tiempo ya que no hay que localizar sucursales específicas durante las vacaciones.

3. Si eres un buen cliente, todo será más fácil. Sentía curiosidad por saber por qué habían aceptado tan rápido mi solicitud, así que le pregunté al agente con qué frecuencia rechazaban este tipo de peticiones. Me explicó que todo depende de la relación del cliente con el banco, desde su saldo hasta el tiempo que lleva en la entidad y las cuentas que tiene. Como llamo directamente a su línea preferencial, no tienen problemas en satisfacer las solicitudes que les hago año tras año. Caso contrario, la aprobación podría haber tardado más y probablemente habría tenido que hablar con el representante del director. Si tu banco no está dispuesto a brindarte una exención completa, intenta negociar una comisión más baja de entre el 1 y el 3%. Hazles saber que estás considerando la posibilidad de cambiarte a una cooperativa de crédito local que aplique comisiones más bajas.

4. Viaja con la tarjeta de crédito adecuada. Llévate una tarjeta que no aplique esas molestas comisiones de transacción en el extranjero, aunque es probable que tengas que pagar aproximadamente un 3%. Existen muchas tarjetas de crédito gratuitas, pero si no la tienes y ya es demasiado tarde para solicitarla, asegúrate de liberarte en la medida de lo posible de las comisiones que se aplican a la tarjeta de débito.

5. Programa los pagos de las facturas. Más de un tercio de tu puntaje crediticio está determinado por tu historial de pagos. Si te retrasas 30 días en un solo pago, tu puntaje puede disminuir en 100 puntos. ¿Sabes cuál es el motivo más común de esos retrasos en los pagos? El olvido, según descubrió una encuesta reciente de CreditCards.com. En la encuesta, el 42 % de los titulares de tarjetas de crédito dijeron que olvidaron hacer un pago y el 11 % afirmaron que se habían atrasado debido a un viaje. Para evitar ese problema, programa tus facturas mientras estás de viaje u opta por el sistema de autopago. Lo último que necesitas al volver a casa es que te apliquen una comisión por un pago atrasado, un interés más elevado y que bajen tu calificación crediticia.

Video: consejos para antes de viajar (en inglés)

Jeanie Ahn