Mercados españoles cerrados

El país de los autónomos

Jorge Chamizo
La otra cara de la moneda

El emprendimiento y los emprendedores son el tema del año. Forma parte de los objetivos estratégicos y publicitarios del Gobierno y parece que la sociedad española está dispuesta a ir por ese camino. Pero ¿está dispuesta a transitarlo por vocación o por necesidad? Más bien parece que por lo último. Encontrar un puesto de trabajo por cuenta ajena es casi una misión imposible y muchos parados, ya sean jóvenes, mayores de45 años o de larga duración, están optando por hacerse pequeños empresarios o autónomos.

Las cifras conocidas de 2013 así lo demuestran. En los primeros seis meses de este año registraron un aumento de 22.985 autónomos, lo que supone un 16,4% más de altas que el año pasado. En concreto, la media diaria fue de 128 autónomos afiliados a la Seguridad Social. Las cifras netas que ofrece la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) son positivas, pese a que el número de bajas entre los trabajadores por cuenta propia también fue mayor que en años anteriores.

[También de interés: Diez claves de la Ley de Emprendedores]


Las altas totales fueron de 352.621 en el primer semestre, lo que supone 1.959 altas cada día, frente a las 329.636 bajas, 1.831 diarias, lo que demuestra la gran inestabilidad que vive el sector. Si el crecimiento fue mayor que en otros años, y las altas han podido compensar las bajas, también el número de autónomos que se dieron de baja en la Seguridad Social aumentó entre enero y junio: un 9,3% más que en 2012, cuando el total de bajas fue de 301.723.

El presidente de ATA considera que estos datos son una buena noticia porque se trata del mejor mes de junio en cuanto a la afiliación de autónomos desde el inicio de la crisis, así como la mayor disminución del número de parados en un mes. También añade que "pocos apostaban en enero por cerrar el semestre con 85.000 parados menos y 18.000 autónomos más".

Desde otra asociación, Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), se ha valorado también favorablemente el incremento de la afiliación de autónomos en junio, aunque la organización ha recordado que en términos interanuales hay actualmente 26.532 emprendedores menos que en junio de 2012. Por ello, esta organización de autónomos ha pedido al Gobierno un compromiso político claro para volver a la senda del crecimiento de trabajo autónomo, "lo que sería la mejor noticia para el empleo en general", según ha declarado su secretario general, Sebastián Reyna. UPTA ha pedido además prudencia a la hora de valorar estos datos, sobre todo en previsión de que los siguientes meses estivales sean peores. "Es posible que realmente el trabajo autónomo pueda empezar ya a tirar de la actividad económica, como ha hecho históricamente en todas la épocas de crisis, pero necesita el impulso y el apoyo que los Gobiernos pueden ofrecer", insiste Reyna.

El Gobierno no para de cacarear su apuesta por los emprendedores y ha hecho guiños a este colectivo como la cuota a la Seguridad Social reducida para los jóvenes o posponer el pago del IVA de las facturas hasta que se hayan cobrado, medida recogida en la Ley de Emprendedores que entrará en vigor en 2014. Pero al mismo tiempo, los impuestos y la creciente burocracia que se ven obligados a soportar estos empresarios son asfixiantes, cada vez más. Por no hablar del problema lacerante de la falta de financiación. Se puede decir que sólo estamos en el inicio del camino de un cambio que afecta a toda la sociedad.

IDNet Noticias

@Jorcha