Mercados españoles cerrados

Los parados harán tareas de servicios sociales de manera gratuita

Redacción
Fin - Yahoo! Finanzas - ES

Era un tema que ya se había rumoreado en más de una ocasión, pero no se ha confirmado hasta ahora: el Gobierno, a través de la ministra  de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha planteado la posibilidad de firmar convenios a las comunidades autónomas para que, a medio plazo, los parados que no estén recibiendo cursos de formación, puedan realizar servicios sociales de manera gratuita.

En otras palabras: si estás en el paro y estás cobrando tu prestación, pronto podrías estar ayudando a personas mayores en su vida diaria, o a discapacitados, o a menores adolescentes conflictivos, sin contraprestación alguna. Esto, que a priori debería de suponer una buena noticia para la sociedad, ha despertado la inquietud en la opinión pública.

"Pretendemos que toda la sociedad ponga de su parte para salir de la crisis", comentó ayer la secretaria de Estado de Empleo y Seguridad Social, Engracia Hidalgo, sin especificar la cuestión más importante: ¿podrá negarse un parado a realizar este tipo de labores?

El anuncio, que no ha ido a acompañado de ningún detalle específico, ha levantado la sospecha de que, ante la actual crisis, varios ayuntamientos y comunidades autónomas puedan aprovechar la iniciativa para surtir con mano de obra gratis a varios servicios que ahora penden de un hilo y corren peligro al no tener ni un solo duro.

Ejemplos como el de Ana Botella, actual alcadesa de Madrid, han ayudado a incrementar este temor, después de que la mujer de Aznar propusiera a finales de enero cubrir con voluntarios el servicio en varias instalaciones municipales, unas palabras que levantaron el grito en el cielo de numerosos colectivos.

En este sentido, Hidalgo ha salido rápido al paso, asegurando que esta medida no supondrá la eliminación de puestos de trabajo. "Se hace en muchos países de Europa, no es un efecto de sustituir, sino de sumar", ha remarcado, matizando que esta medida no es nueva, sino que ya figuraba en la reforma laboral. Sea como fuere, quedan sin resolver muchas incógnitas en el camino que a buen seguro irán desvelándose en los próximos meses.