Tecnología y redes

La forma en la que se navega por Internet, ¿un indicador de depresión?

Las personas que sufren depresión suelen navegar por Internet de una forma aleatoria, saltando de página en página y sin prestar mucha atención ni mucho tiempo a lo que se ve en la pantalla. Esta es la conclusión a la que han llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Missouri.

[Te puede interesar: ¿Existe la depresión Facebook?]

Los científicos controlaron la forma de navegar por Internet de un grupo de estudiantes a los que previamente habían pasado una batería de test de personalidad. Aquellos que padecían algún tipo de síntoma de depresión, como tristeza, falta de apetito o manifestaban una tendencia a aislarse no solo saltaban de una pestaña a otra con más facilidad, sino que también utilizaban más a menudo programas de descarga de archivos.  También utilizaban más los servicios de mensajería y chat, y pasaban más tiempo con videojuegos que los sujetos que no mostraban ningún síntoma.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores monitorizaron el uso que hacían de Internet 216 estudiantes, de los cuales 30 padecían síntomas depresivos, durante todo un mes. "Se trata del primer estudio en el que se busca una correlación entre el uso de Internet y la depresión", asegura Sriram Chellappan, jefe de este proyecto, en una nota de prensa distribuida por la Universidad en la que trabaja. La intención de Chellappan es la de crear un software que, instalado en el ordenador, analice la forma de navegar de los usuarios y avise de posibles problemas emocionales.

Un estudio con conclusiones endebles

La verdad es que tanto las conclusiones de esta investigación como el fin último del proyecto son bastante discutibles. Uno de los síntomas principales de la depresión es la falta de atención, pero es un fenómeno que también puede aparecer en personas estresadas, jóvenes algo disolutos y en prácticamente cualquiera que use Internet de forma regular.

En el famoso libro "Lo que Internet le está haciendo a nuestro cerebro", del autor norteamericano Nicholas G. Carr, se explica de una forma muy clara la forma en la que nuestra capacidad de atención se está resintiendo de manera dramática debido a la ingente cantidad de información que está disponible en Internet. Así que es probable que esa falta de vigilancia que en el estudio de la Universidad de Missouri se toma como parte de un trastorno del estado de ánimo sea en realidad un efecto colateral del uso excesivo de Internet.

Es más, otros factores como el uso de videojuegos, que en las conclusiones del trabajo dirigido por Chellappan correlacionan con la depresión, son considerados como excelentes liberadores de estrés y fuente de felicidad por otros estudios, como se afirma en este realizado en la Universidad de Texas en el año 2010.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD