La otra cara de la moneda

Montoro da otro golpe al bolsillo: rebaña 100 euros más este año en la nómina del contribuyente

Montoro lo hizo el año pasado y lo ha vuelto a hacer este. Una nueva subida encubierta del impuesto de la renta a los trabajadores, empresarios y pensionistas que hayan tenido la suerte de ver revalorizados sus ingresos.

Hacienda ha decidido no actualizar con la inflación las tablas con los tramos de ingresos de los contribuyentes que sirven al propio Ministerio para fijar el impuesto a pagar por cada ciudadano.

¿Qué supone esto? Que muchos españoles, simplemente por conservar el poder adquisitivo de su salario o incluso con subidas inferiores a la inflación, salten de tramo de renta y por tanto tengan que asumir impuestos más altos tanto en la retención de la nómina mensual como cuando haya que declarar la renta del ejercicio actual. Técnicamente se llama deflactar con la inflación las tablas de los tramos de renta o, lo que es lo mismo, subir esos tramos lo que determine la inflación, para ajustar lo que se paga al fisco al encarecimiento del nivel de vida. De esta manera, se evita castigar al contribuyente por partida doble: con la inflación y con el IRPF. Hacienda ha renunciado a deflactar esas tablas.

[Relacionado: El último truco de Montoro, una trampa escondida en el Impuesto de Sociedades]

No es nuevo este mecanismo sutil para recaudar más dinero. Ha sido utilizado por Gobiernos tanto del PP como del PSOE en los últimos años con el mismo fin. Incluso por el propio Montoro en el Gobierno de Aznar. A veces se ha comunicado más abiertamente y a veces se ha querido colar de rondón. Ahora el Gobierno de aplica la fórmula por segundo ejercicio consecutivo. Y no hay otra razón que el hecho de que las arcas públicas están tiesas.

La pérdida de poder adquisitivo será de 1.795 millones durante este ejercicio, según los cálculos que maneja Gestha, el sindicato de técnicos de Hacienda. En los dos años en que lo ha aplicado Mariano Rajoy el impacto para el bolsillo del contribuyente será de más de 3.289 millones de euros, afirma este colectivo.

Ahora, con la no actualización de las tablas, cada contribuyente pagará de media casi 100 euros más. En todo caso, las diferencias son abismales teniendo en cuenta los diferentes tipos de renta. Por ejemplo, un empleado que cobra entre 12.000 y 21.000 euros anuales paga 52 euros extra en 2013, y la factura sube a 114 euros anuales entre los que tienen un salario de entre 21.000 y 30.000 euros. La nómina adelgazará mucho más para los profesionales medios que cobran entre 30.000 y 60.000 euros anuales, que llegarán a pagar durante este ejercicio al Fisco 222 euros.

El mayor golpe al bolsillo, como consecuencia de la progresividad del impuesto, se observa más en las rentas altas. Un trabajador que gana anualmente entre 60.000 y 150.000 euros anuales pagará anualmente en 2013 por la no deflactación del IRPF 572 euros más y un contribuyente que gana entre 150.000 y 600.000 euros, 1.465 euros adicionales.

El golpe al bolsillo se suma al recargo adicional 'transitorio' -durante dos años- sobre el impuesto de la renta que ya aprobó Montoro a finales de 2011, el cual permitió recaudar más de 4.000 millones el año pasado. El recargo sigue vigente este año y el Gobierno ya ha dicho que no descarta prorrogarlo en el tiempo. [IDNet Noticias]

[También te puede interesar: Toda la información sobre los impuestos]

@Jorcha

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD