La otra cara de la moneda

Llega el impuesto sobre los bancos que acabaremos pagando todos

Ya llega la famosa tasa que algunos países de Europa van a imponer a los bancos como moneda de cambio por las ingentes ayudas que han recibido de las arcas públicas muchos de ellos para sobrevivir. Sólo en España la reforma financiera ha supuesto ayudas de más de 40.000 millones a los bancos.

Tras muchas discusiones y la tradicional oposición de Reino Unido a cualquier decisión que lastre al poderoso ‘lobby’ financiero de la City, la Comisión Europea se apresta hoy a comunicar las reglas básicas de la tasa Tobin. Este nuevo impuesto a las transacciones financieras lo aplicarán España y otros 10 Estados miembros - Francia, Alemania, Bélgica, Austria, Eslovenia, Portugal, Grecia, Eslovaquia, Italia, y Estonia- y las estimaciones que se barajan hablan de una recaudación de entre 30.000 y 35.000 millones de euros al año, según los cálculos de Bruselas.

[También te puede interesar: Toda la información sobrela tasa Tobin]

El objetivo del Ejecutivo comunitario es que la tasa comience a aplicarse a principios de 2014. Para ello, se necesita un acuerdo unánime de los 11 participantes. La tasa gravará con un 0,1% las transacciones de todo tipo de instrumentos financieros, básicamente acciones y bonos.

A los derivados –futuros, opciones, warrants, etc- se les aplicará un recargo del 0,01%- y afectará a las transacciones en las que esté implicada una institución financiera basada en uno de los 11 países participantes o que actúe en representación de un cliente basado en estos Estados.

Lo que sí ha querido hacer la CE es incluir en la tasa el llamado principio de residencia, es decir que se pagará siempre que una parte de la transacción esté establecida en uno de los once países miembros participantes, con independencia de dónde tenga lugar la operación.

Bruselas ha procurado no incluir en el listado de instrumentos financieros que se verán gravados por la tasa las operaciones más comunes que afectan a diario a los ciudadanos y negocios. Pero como suele ocurrir con este tipo de recargos, las entidades que los soportan tenderán a repercutírselos a los clientes finales en las comisiones que cobran habitualmente por intermediar en ese tipo de compras.

Los 35.000 millones acabarán saliendo, céntimo a céntimo, de los bolsillos de los ciudadanos y de las empresas de los once países afectados. Poco va a pagar la banca, si es que finalmente paga algo. Es simple y llanamente un nuevo impuesto indirecto.

Una vez cerrado el pacto, y con esa enorme bolsa de dinero asomando por el horizonte, se ha desencadenado la pelea sobre el reparto del botín. Bruselas quería que en su mayor parte fuera a parar a sus arcas, castigadas con un nuevo presupuesto parar los próximos siete años.

Los países del Norte, liderados por Alemania, acaban de forzar una reducción de los enormes gastos administrativos de las instituciones europeas y éstas buscan la manera de recaudar dinero.

En concreto, el Ejecutivo comunitario que dirige Hermann Van Rompuy defiende que dos tercios del dinero recaudado vayan a financiar el recortado presupuesto de la Unión. Sin embargo, la mayoría de Estados miembros quiere que los fondos vayan a parar a su propias arcas. Esta es la siguiente batalla que se avecina. [IDNet Noticias]

@Jorcha

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD