Mercados españoles abiertos en 8 hrs 6 min
  • S&P 500

    3.390,68
    -10,29 (-0,30%)
     
  • Nasdaq

    11.431,35
    +72,41 (+0,64%)
     
  • NIKKEI 225

    23.485,80
    -8,54 (-0,04%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1784
    -0,0029 (-0,25%)
     
  • Petróleo Brent

    40,57
    -0,63 (-1,53%)
     
  • BTC-EUR

    11.594,42
    +9,42 (+0,08%)
     
  • CMC Crypto 200

    270,32
    +9,03 (+3,46%)
     
  • Oro

    1.907,30
    -4,60 (-0,24%)
     
  • HANG SENG

    24.787,19
    -131,59 (-0,53%)
     
  • Petróleo WTI

    38,79
    -0,78 (-1,97%)
     
  • EUR/GBP

    0,9040
    -0,0025 (-0,28%)
     
  • Plata

    24,40
    -0,17 (-0,71%)
     
  • IBEX 35

    6.651,30
    -145,60 (-2,14%)
     
  • FTSE 100

    5.728,99
    -63,02 (-1,09%)
     

Irlanda derriba viviendas inacabadas, España busca compradores extranjeros

Jorge Chamizo

El Gobierno ultima la creación del llamado banco malo, el que agrupara los bienes más dañados de las entidades financieras que reciban ayudas, básicamente inmuebles. Una vez creada, esta nueva entidad será una de las grandes inmobiliarias de España, posiblemente la mayor por volumen de inmuebles en propiedad. Será gestionada por expertos independientes y su objetivo será ir dando salida sin prisa, en diez años, pero sin pausa al enorme stock de pisos y suelo que acumulará.

Una parte de sus bienes será vivienda a medio construir en zonas con muy poco atractivo para que atraiga el interés de futuros compradores, incluso a precios bajos. En Irlanda, que ha sufrido una burbuja inmobiliaria similar a la española, nos llevan algunos años de ventaja a la hora de abordar el problema. Crearon su banco malo en 2009. Allí se construyeron más de medio millón de casas en el transcurso de solo 10 años hasta 2005 en un país donde viven unos 4,5 millones de personas. Ahora están vacías unas 294.000 viviendas y los precios se han desplomado a la mitad desde sus máximos.

[También te puede interesar: IKEA planea construir un barrio gigante de viviendas en Londres y Hamburgo]

En España el problema es grave, pero no llega a los extremos del país celta. Se estima que el stock de vivienda nueva vacía ronda las 800.000 para un país con 45 millones de habitantes. El ratio es malo, pero claramente mejor que el de Irlanda. Además, como se afanan en recordar en los bancos más enladrillados, gran parte del excedente de vivienda español está en la costa, zona que sin lugar a dudas tiene más atractivo que los páramos irlandeses, no solo para los españoles, sino para los miles de extranjeros que veranean en España y que son los que están protagonizando las pocas ventas que cierran.

Ahora, el banco malo irlandés ha optado por empezar a demoler algunas ciudades fantasma que se crearon durante la burbuja. ¿Pasará lo mismo en España? Es posible, pero serán casos muy puntuales. Aquí los bancos y las pocas promotoras que quedan en pie están terminando en general las promociones que tiene en curso. De hecho, el año pasado se acabaron unas 140.000 viviendas y este año se terminará una cifra ligeramente inferior. Este ritmo de ejecución de casas es similar al de venta de vivienda nueva, lo que está impidiendo que baje el stock de vivienda acabada vacía.

En España casi todo es vendible, si el precio baja lo suficiente para ponerlo en mercado. Demoler algo vale dinero, así que las promociones invendibles esperarán otro 'boom' o sus esqueletos se quedarán ahí, deseando que alguien las reinicie o las tire para darle otro uso rentable al suelo.

@Jorcha