Mercados españoles cerrados en 40 mins

El nuevo ejército de Montoro en su peculiar cruzada contra el fraude

jaime_quirós
finance-finlaotracaradelamoneda

La Administración va a dotarse de un ejército adicional de funcionarios para luchar contra el fraude, tanto el fiscal, como el laboral. La oferta de empleo público que acaba de publicarse en el BOE incluye la contratación casi masiva de inspectores, técnicos y administrativos de Hacienda y de trabajo. Más de 1.000 personas cualificadas se incorporarán a la administración para reforzar la búsqueda del dinero negro, de trabajos ilegales y de fraude a la Seguridad Social.

Por una parte, la Agencia Tributaria va a cubrir 230 nuevas plazas por vía ordinaria. A estas nuevas plazas se añadirán las relativas a la oferta de empleo pública extraordinaria que también ha aprobado el Consejo de Ministros. El propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, destaca el esfuerzo “muy importante” que se realiza al aprobar ese decreto extraordinario para luchar contra el fraude en los servicios públicos, con la aprobación de 784 plazas (290 ordinaria y 494 de extraordinaria).

En concreto, para los cuerpos de inspectores de Hacienda se aumentan 50 plazas (20 ordinarias y 30 extraordinarias); para los cuerpos técnicos de Hacienda  323 plazas (129 ordinarias y 194 extraordinarias); y para los agentes de Hacienda Pública se crean otroa 50 (20 ordinarias y 30 extraordinarias). Al mismo tiempo, para la lucha contra el fraude laboral y de Seguridad Social se aprueba un refuerzo de 264 plazas, de los que 114 son ordinarias y 150 de convocatoria extraordinaria.

[También de interés: Ideas para Montoro: si no puedes con el fraude, sortea coches de lujo]

Para hacer posible este incremento de nuevas plazas el Gobierno ha subido la tasa de reposición, es decir, el porcentaje de bajas que se cubren, del 10% al 50 %. Dice el ministro que se toma esta medida ante la necesidad de que los servicios públicos tengan una alta cualificación. “No podemos asistir pasivamente a la perdida de capital humano en las Administraciones”. De esta forma, “las plazas de 2014 se multiplican por tres”, y se sitúa así al conjunto de las Administraciones Públicas con una plantilla “similar al año 2003 y 2004”.

La labor que tienen por delante estos refuerzos es  ingente. Recordemos que el fraude fiscal en España se sitúa en torno al 3,5-4% del PIB, lo que supone hasta 40.000 millones de euros. De esa cantidad, la mayor parte corresponde a la evasión en el IRPF, que supone el 1,7% del PIB, según el estudio de realizado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) El huevo que deja el diablo: Una estimación del fraude en el IRPF con microdatos tributarios.

Hacienda ha desatado una ofensiva contra ese ocultamiento de rentas. El año pasado por ejemplo la recaudación por fraude fiscal subió un 12,3%, según datos oficiales. En total fueron 12.300 millones de euros los que la Agencia Tributaria consiguió recaudar en su lucha. Pero la crítica que se hace es que Hacienda pone el ojo en el pequeño defraudador y hace la vista gorda con los grandes patrimonios, léase Sicav, o la gran empresa. Por no hablar del fraude fiscal que se ha destapado dentro del partido que sostiene al Gobierno y que éste no parece perseguir con muchas ganas.
IDNet Noticias