La otra cara de la moneda

El ajuste brutal de empleo que impondrá Europa para ayudar a los bancos

Llega la hora de la verdad para la banca quebrada española. Tras pasar por varios exámenes de solvencia y ser rescatada por el Estado con miles de millones de euros, su continuidad depende ahora de que lleguen nuevas ayudas millonarias de Bruselas. Dinero que no será gratuito. Bruselas va a exigir un brutal recorte de plantilla  en los bancos ayudados a cambio de ese dinero. Un ajuste que se suma al que habían abordado hace apenas dos años estas entidades como sacrificio para recibir las primeras ayudas por parte del Gobierno de Zapatero.

Las cifras que han trascendido dan vértigo y darán un nuevo impulso a las ya desbordadas listas del paro de este país. Implican un ajuste de casi 10.000 empleos entre Bankia, NovaCaixaGalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia y las condiciones que se van a ofrecer van a ser mucho más duras que las habituales en los ajustes previos de la banca.

El rescate a la banca obliga a miles de despidos en el sector

[También te puede interesar: Toda la información sobre la reforma financiera]

Bruselas ha exigido que se aplique estrictamente la reforma laboral y que la indemnización se sitúe en el entorno de los 20 días por año con un tope de doce mensualidades, la mínima, y que se limiten las prejubilaciones por su elevado coste. Las estimaciones que maneja Bruselas hablan de un recorte de 8.000 empleos en Bankia y Novagalicia —casi 6.000 en Bankia y el resto en la entidad gallega, entre despidos directos y recortes de plantilla aparejados a la venta o cierre de filiales—, y la eliminación de cerca de 1.000 oficinas.

A esa cifra hay que sumar 1.000 despidos más en CatalunyaCaixa, y los cerca de 400 despidos en Banco de Valencia. Se trata en conjunto de un recorte de plantilla de entre el 25% y el 30% sobre el personal actual de estas entidades.

[Relacionado: El pecado español que puede impedir que salgamos de la crisis]

El precedente sobre cómo serán las condiciones ya está encima de la mesa. El Banco de Valencia acaba de pactar con los sindicatos un ajuste de personal que afectará a 360 empleados. Se han pactado las condiciones más duras en la historia reciente de la banca.

Los despedidos se van con 28 días con un máximo de 18 mensualidades, además de un complemento de 1.000 euros por cada tres años de antigüedad. Las prejubilaciones se harán para los empleados con 59 años cumplidos, un umbral mucho más alto que el utilizado en todos los ajustes anteriores. Estos trabajadores percibirán el 80% del salario neto.

A cambio, España pedirá a Bruselas entre 40.000 y 42.500 millones de euros para rescatar a estas entidades y a otras tres o cuatro más, entre ellas BMN, Liberbank, Caja3 y Ceiss que son viables con ayudas, según El País.

También solicitará unos 2.000 millones para el llamado banco malo. Un dinero por el que Bruselas cobrará intereses, que elevará la deuda pública de España y que pagaremos todos si el Estado no consigue sanear y vender después estas entidades obteniendo beneficios. Ningún otro sector de este país habrá tenido tantas oportunidades para intentar salir del agujero de la crisis.

@Jorcha

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,02+1,26%
    SAN.MC
    8,800,94%
    BBVA.MC
    4,830,48%
    IBE.MC
    11,74+1,38%
    TEF.MC
    5,36+2,17%
    POP.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    0,41+2,74%
    PRS.MC
    7,88+2,26%
    TL5.MC
    5,36+2,17%
    POP.MC
    7,01+2,07%
    GAM.MC
    5,53+2,05%
    BKT.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio

PUBLICIDAD