Mercados españoles cerrados

¿Cuánto cuesta la Monarquía en España? Mucho menos que las repúblicas italiana y francesa

La otra cara de la moneda

Tras la polémica de los últimos años, el Rey Juan Carlos lega a Felipe VI una Casa Real relativamente austera en términos de gasto formales si se compara con otras monarquías europeas. Otra cosa, difícil de determinar, es el coste adicional que su mantenimiento y operativa supone al erario público por vías ajenas al propio presupuesto de la Corona.

El dinero que el Estado transferirá este año a la Casa del Rey ascenderá a 7.775.040 millones de euros frente a los 7,93 del ejercicio anterior, es decir, 158.670 euros menos. Este es el cuarto año consecutivo en que se propone rebajar la partida destinada a la Casa de Su Majestad, que en 2010 ya se había congelado en los 8,9 millones de euros.

Casi el 9% es para sueldos de la familia real: unos 292 mil euros al año para el rey, y la mitad para el príncipe. Bajando esas cifras al suelo, el salario anual neto de don Juan Carlos es unas cinco veces inferior al de la reina de Holanda y siete al del monarca noruego, mientras que el presupuesto dedicado a la Casa del Rey es el más bajo entre las diferentes monarquías europeas.

Ésta es una de las conclusiones del informe 'El coste presupuestario de las monarquías en Europa', realizado en 2011 por el profesor belga de Administración y Finanzas Públicas Herman Matthijs, que analiza ocho países monárquicos y las jefaturas del Estado de las dos principales repúblicas del continente y que es actualmente el único estudio comparativo sobre la materia.

[También de interés: El Rey abdica en su hijo, el Príncipe de Asturias]

Además de los órganos que administran las jefaturas de Estado en Alemania y Francia, el informe analiza el gran ducado de Luxemburgo y las casas reales de Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Suecia, Reino Unido y España, para concluir que, de acuerdo con los correspondientes niveles de PIB y población, la asignación española es la más barata y tanto la luxemburguesa como la noruega son las más caras.

Tras España, el país en el que son más baratos los gastos relacionados con la Jefatura del Estado -entre los analizados en este estudio y siempre según el PIB y la población- es el Reino Unido, seguido de Francia, Alemania y Suecia, mientras que, entre las naciones en las que son más caros, aparecen junto a Luxemburgo y Noruega, Dinamarca, Holanda y Bélgica.

Pero estos 7,7 millones de euros no son los únicos que recibe la Casa Real de los Presupuestos Generales. Distintos Ministerios y departamentos del Estado dedican importantes recursos para cubrir distintas necesidades de la Corona. Entre ellas el gasto en viajes, recepciones oficiales, audiencias civiles y militares, cenas de gala y visitas de jefes de Estado, seguridad, vehículos o conservación del Patrimonio Nacional.

Muchos son gastos de Estado que afectan tanto a la Casa Real como al Gobierno y sus representantes por lo que es difícil asignar en detalle a quién corresponden. Hoy por hoy corren por cuenta del Presupuesto de los Ministerios. Algunos partidos de la izquierda parlamentaria calculan que en 2013 la Casa Real costará al Estado más de 50 millones de euros.

Unas cuentas todavía poco transparentes si las comparamos con las de otras monarquías europeas, en especial la británica. El resultado nos deja en mal lugar. La Casa Real publica un manojo de folios en su web con los datos básicos, lo que contrasta con los más de 130 de la monarquía británica, que detalla cuánto gasta la familia real inglesa en su servicio postal, en su sistema de incendios y salud, en gas, agua y teléfono o incluso se detalla cuánto cuesta cada viaje que hacen.

Las casas reales de Noruega y Dinamarca también especifican hasta sus gastos en electricidad, teléfono o mantenimiento de los jardines. En Suecia, las cuentas reales están controladas por una auditoría externa que depende del Parlamento. Sin duda, si Felipe VI quiere rehabilitar la imagen de la Corona tendrá que profundizar por esta senda.

IDNet Noticias
@Jorcha