Mercados españoles abiertos en 6 hrs 8 min

Bofetada de Ada Colau a las todopoderosas eléctricas: se acaba el ‘chollo’, empieza la guerra

La otra cara de la moneda


Los nuevos partidos emergentes quieren acabar con la llamada pobreza energética, romper con la posición de dominio de las compañías eléctricas y fomentar el autoconsumo con fuentes renovables, es decir, reman en dirección contraria a la del Gobierno.

Barcelona en Comú, la fuerza ganadora en la alcaldía de Barcelona que dirige Ada Colau,  ha dado el primer paso al frente con este objetivo.  ¿Cómo? Creando una empresa eléctrica pública que en principio tendrá como objetivo “promover las energías renovables y la eficiencia fomentando la instalación de placas fotovoltaicas, entre otras medidas, y trabajando para que las instalaciones municipales generen la energía que consumen”.

Con ello, todos los contratos públicos de electricidad del ayuntamiento de Barcelona recaerán sobre esta empresa. Las eléctricas ya no podrán competir y perderán un buen cliente, cuenta el periódicodelaenergía.com. Ese será el primer golpe al estabilshment eléctrico.  Pero la batalla de verdad contra las compañías tradicionales vendrá cuando la empresa pública quiera entrar al mercado y dar electricidad a terceros.

De momento, el ayuntamiento ha presentado alegaciones contra el borrador de autoconsumo que quiere aprobar el Gobierno. Y lo más seguro es que haya recursos del ejecutivo de Rajoy contra la norma que apruebe la creación de la compañía eléctrica municipal.

Otra medida que encontrará oposición será la creación de la tasa contra las eléctricas por el uso del suelo y subsuelo de Barcelona. Una tasa con la que colau trata de acabar con la pobreza energética.

Previamente, la nueva alcaldesa de Barcelona y la de Madrid, Manuela Carmena, habían advertido a las eléctricas que una de las primeras medidas que tomarían sus consistorios sería la creación de un fondo para luchar contra la pobreza energética y evitar los cortes de suministro. Y ese fondo se nutriría de la citada tasa. La medida además puede ser imitida por otros consistorios,

[También de interés: ¿Para qué valen realmente las monedas locales que empiezan a ponerse de moda?]

“VDEVIVIENDA” by vdevivienda - via Wikimedia Commons

Son por tanto, varios los frentes abiertos entre las nuevas fuerzas municipales y las empresas energéticas. Las tres grandes compañías españolas han mostrado ya su disposición a avanzar en fórmulas para evitar los cortes de luz a familias que no pueden pagar los recibos porque se encuentran en riesgo de exclusión social. Añaden también que el objetivo es discutir con los ayuntamientos estas medidas para que, sobre todo el próximo invierno no haya cortes.

Veremos en qué queda la batalla: si Colau crea una empresa que al final esté bilndada y por tanto caiga en la ineficiencia y sea un coste adicional para el consistorio o si se crea con sentido y dinamiza el sector o el Gobierno actual le pone finalmente la zancadilla. Lo que parece inevitable es el vuelco que se cierne sobre el sector eléctrico ante el imparable desarrolllo tecnológico en fuentes altenativas que favorecen el autoconsumo y el cambio del status quo.

@Jorcha