Economía para todos

La única bebida a la que no es capaz de vencer la todopoderosa Coca Cola

Como les sucedía a los romanos con la pequeña aldea de Asterix, en el mundo de los refrescos hay una bebida irreductible a la que ni siquiera la omnipresente y todopoderosa Coca Cola es capaz de desbancar. Se trata de la Irn Bru, una bebida gaseosa de naranja con un color radiactivo y un sabor extremadamente dulzón, pero que apasiona a los escoceses, que la han convertido en una especie de símbolo de identidad nacional.

Algunos críticos gastronómicos la han llegado a denostar asegurando que es "la bebida con el color del pis y el sabor de un chicle". Sin embargo, ni siquiera 'la chispa de la vida' de Coca Cola ha podido con ella en más de 100 años. De hecho, el país Escocia es el único país de Europa en el que la bebida estadounidense no es líder de ventas.

[Te puede interesar: McDonald's: el secreto de su éxito]

Además, en todo el planeta, sólo hay otra marca local que venda más que Coca Cola en su país: Inca Kola en Perú. Aunque en esta competencia no preocupa demasiado a la compañía fundada en 1886 por John Pemberton en la farmacia Jacobs de la ciudad de Atlanta (Georgia) ya que se hizo con el 49% de la marca latinoamericana en 1999.

La receta también es secreta
El IRN Bru se fabrica en Cumbernauld, un pueblo de Glasgow, y su fórmula es secreta. Sólo la sabe el presidente de la compañía, Robin Barr, y una persona de la que se desconoce su identidad. Además, hay una tercera copia de la receta en una caja fuerte de Suiza.

La leyenda dice que el mismísimo 'Mr. Barr' va una vez al mes a hacer la mezcla que da un sabor tan especial a la bebida. De hecho, aunque ya se ha jubilado, sigue haciendo el cóctel de ingredientes de Irn Bru. Eso sí, ya ha anunciado que no queda lejos el día en el que pase el testigo a su hija.

Orgullo nacional y remedio contra la resaca

Si en Escocia pides una Coca Cola, lo más probable es que te miren 'raro', Irn Bru es la bebida estrella. De hecho, el refresco patrio acompaña a los descendientes de William Wallace allí donde van: se puede conseguir en Rusia, Australia, Sudáfrica, Canadá, Singapur, además de en algunas partes de Reino Unido y, por supuesto, en las zonas más turísticas de España.

Por si el componente de orgullo nacional no fuera suficiente hay quien dice que, por su alto contenido en azúcar, tiene propiedades reconstituyentes y es el antídoto perfecto para las temidas resacas.

Sólo para hombres de hierro
Irn Bru comenzó a producirse en 1901, cuando el fundador de la empresa A.G. Barr, Robert Barr, elaboró un refresco que bautizó Iron Brew, pensado para los trabajadores de la acería de Glasgow. El nombre se debe a que la receta original contenía un porcentaje mínimo de citrato de amonio férrico.

Su hijo y dueño de la factoría de la compañía en esa ciudad, Robert Fulton Barr, se puso de acuerdo con el padre para expandir la producción por toda Escocia. La bebida se anunció como un "refresco vigorizante" y su imagen inicial fue un atleta, que más tarde se modificó por un remero de Cambridge .

Más sobre empresas:

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD