Mercados españoles cerrados

Vino de reserva para causas sociales en Borgoña

Una subasta de vino para una causa social. Este fue el objetivo del ayuntamiento de Dijon, en la Borgoña francesa, para financiar las urgencias del centro municipal de acción social. El alcalde François Rebsamen puso en venta 3.500 botellas, la mitad de la cava del ayuntamiento, y obtuvo a cambio 150.000 euros. Una media de 43 euros por botella.

A la subasta asistieron aficionados al vino de Europa y Asia, que presenciaron la puja durante cuatro horas. El récord lo obtuvo una botella de la primera cosecha de 1999 de Vosne-Romanée Cros Parantoux, que partiendo de mil euros acabó siendo comprada por 4.800 por un ciudadano chino.

El alcalde Rebsamen, que es jefe del grupo socialista en el Senado francés, argumentó que las finanzas de su ayuntamiento no necesitaban una iniciativa así, pero que tampoco habría tenido tiempo de ofrecer a todos sus invitados tantas botellas de vino. De esta manera, se aseguraba tanto una operación social como de publicidad para su población.