Mercados españoles abiertos en 4 hrs
  • S&P 500

    3.963,51
    +29,59 (+0,75%)
     
  • Nasdaq

    11.082,00
    +123,45 (+1,13%)
     
  • NIKKEI 225

    27.910,72
    +336,29 (+1,22%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0583
    +0,0023 (+0,22%)
     
  • Petróleo Brent

    76,85
    +0,70 (+0,92%)
     
  • BTC-EUR

    16.262,18
    +226,81 (+1,41%)
     
  • CMC Crypto 200

    405,94
    +11,25 (+2,85%)
     
  • Oro

    1.806,40
    +4,90 (+0,27%)
     
  • HANG SENG

    19.787,93
    +337,70 (+1,74%)
     
  • Petróleo WTI

    72,08
    +0,62 (+0,87%)
     
  • EUR/GBP

    0,8619
    -0,0006 (-0,07%)
     
  • Plata

    23,45
    +0,21 (+0,90%)
     
  • IBEX 35

    8.225,20
    -65,30 (-0,79%)
     
  • FTSE 100

    7.472,17
    -17,02 (-0,23%)
     

Así se ve el gran cementerio de coches eléctricos situado en un pueblo perdido de China

Existen lugares misteriosos en todas partes del mundo y uno de ellos es este gigantesco cementerio de coches eléctricos que se encuentra en un lugar remoto de la provincia china de Chongqing. Aquí se almacenan centenares de vehículos comerciales que se fabricaron con grandes aspiraciones, pero se convirtieron en un fracaso. La historia se remonta hasta 2018, cuando el gigante chino de Internet ‘Baido’ y la marca Panda Auto se juntaron para lanzar el primer programa piloto de coches autónomos compartidos de China.

Al no gozar del éxito esperado, esta startup de tecnología de automóviles eléctricos adquirió una deuda que ascendía por aquel entonces a más de 4.000 millones de euros y al final se declaró en quiebra. Ahora sus modelos se pudren en el descampado de Chongqing y son un buen ejemplo del consumismo más extremo.

Sin embargo, este no es el único cementerio de coches del país asiático. A la orilla del río que se encuentra a las afueras de la ciudad de Hangzhou yacen miles de coches eléctricos abandonados que pertenecen en esta ocasión a una empresa de alquiler de vehículos denominada Microcity. Esta es solo una de las tantas compañías de coches compartidos que ha surgido en los últimos años en China y que ha elaborado miles de unidades en cadena, aunque finalmente han acabado olvidadas.