Mercados españoles cerrados

Una familia se queda en la indigencia por un error bancario

De la noche a la mañana la familia Livermore de Worthing, en Reino Unido, vio cómo sus cuentas con el banco Barclays acumulaban un millón y medio de libras de deuda, unos 2.086.665 de dólares. Ellos aseguran que las tres cuentas que tienen abiertas con la entidad bancaria amanecieron con 500.000 libras de déficit.

Han tenido que pedir ayuda a amigos y familiares para subsistir, ya que se quedaron sin dinero, no podían hacer frente a los pagos de los recibos del coche, el alquiler o el teléfono. Paul y Kayleight tienen tres hijos de once, ocho y siete años. Su bienestar es la principal preocupación de sus padres.

“Al principio las cuentas quedaron bloqueadas durante diez días laborables y después me dijeron que iban a permanecer indefinidamente bajo investigación”, explica Paul.

Como consecuencia de esta situación les han cancelado las cuentas de teléfono y comienzan a acumular deudas reales en el resto de pagos. Han acudido a comedores sociales donde les han dado lo necesario para que puedan seguir adelante por unos días, verduras, fruta y leche.

Paul está intentando llegar a un acuerdo con su empresa para que le paguen en metálico, pero por el momento no lo ha conseguido. Por su parte el banco no les da una solución ni una explicación sobre lo ocurrido. Además, les es imposible abrir una nueva cuenta en otra entidad porque aparecen como morosos.