Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.168,00
    +6,90 (+0,08%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.725,39
    -29,21 (-0,78%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0175
    -0,0075 (-0,73%)
     
  • Petróleo Brent

    94,46
    -0,46 (-0,48%)
     
  • Oro

    1.792,40
    +1,20 (+0,07%)
     
  • BTC-EUR

    22.760,80
    -176,10 (-0,77%)
     
  • CMC Crypto 200

    533,20
    -2,02 (-0,38%)
     
  • DAX

    13.573,93
    -88,77 (-0,65%)
     
  • FTSE 100

    7.439,74
    -8,32 (-0,11%)
     
  • S&P 500

    4.145,19
    -6,75 (-0,16%)
     
  • Dow Jones

    32.803,47
    +76,67 (+0,23%)
     
  • Nasdaq

    12.657,55
    -63,04 (-0,50%)
     
  • Petróleo WTI

    88,53
    -0,48 (-0,54%)
     
  • EUR/GBP

    0,8420
    -0,0008 (-0,10%)
     
  • Plata

    19,86
    +0,02 (+0,09%)
     
  • NIKKEI 225

    28.175,87
    +243,67 (+0,87%)
     

Tragedia en las fronteras: el drama en el paso de Marruecos con Ceuta y Melilla

El pasado 24 de junio al menos 23 personas, en su mayoría solicitantes de asilo sudaneses, fallecieron en la parte marroquí de la frontera con el enclave español de Melilla. Según la versión policial murieron asfixiadas tras intentar saltar las vallas fronterizas y enfrentarse con los agentes, pero las imágenes difundidas muestran que los uniformados marroquíes emplearon la fuerza contra migrantes y refugiados.

Desde ambos lados de la frontera, comunidades migrantes y defensores de Derechos Humanos denuncian la represión policial y piden Justicia. Nuestra corresponsal en Marruecos, Sofia Català, visitó la zona:

El pasado 24 de junio se produjo una masacre policial en la frontera de Melilla, en la que fallecieron al menos 23 migrantes, en su mayoría solicitantes de asilo sudaneses, como consecuencia de un operativo de las autoridades de España y Marruecos.

Según la versión policial, estas personas murieron asfixiadas en una avalancha tras intentar saltar el entramado de vallas fronterizas y enfrentarse con los agentes en la parte marroquí de la frontera. Pero las imágenes difundidas por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) muestran que las fuerzas de Marruecos emplearon una violencia brutal contra migrantes y refugiados para impedir su entrada al enclave español.

Las autoridades cifraron en 2.000 el número de migrantes que intentaron saltar la valla, pero la mayoría de supervivientes con quienes este medio ha podido hablar aseguran que eran unos 400. Entre ellos, cerca de 130 personas lograron acceder a Melilla. Otros quedaron atrapados en Marruecos o fueron devueltos a este país después de haber alcanzado suelo español y la Policía marroquí les detuvo o les desplazó de forma forzada lejos de la frontera.

Es el caso de un joven sudanés que teme revelar su identidad porque vive "aterrorizado" por la Policía marroquí. Lo encontramos a más de 800 kilómetros de la frontera española tres días después de la masacre. Reconoce su cuerpo en las imágenes que difundió la AMDH y explica que logró saltar la valla, que los agentes españoles le retuvieron y que la policía cruzó a suelo español para sacarlo de nuevo a Marruecos:

La policía española me retuvo, me pegó y luego me entregaron a la policía de Marruecos, que me sacó a la parte marroquí. Después vi cómo iban sacando al resto de personas. Nos pegaban y nos decían: 'Moriros, moriros'. Juro por Dios que la gente no murió asfixiada, murió apaleada.

La secuelas físicas y emocionales que este joven sufre saltan a la vista, resultado de brutales cargas policiales, persecución, expulsiones sumarias, desplazamientos forzados y un doloroso etcétera de violaciones a los Derechos Humanos que Marruecos ejecuta en el marco de la externalización de políticas migratorias de la Unión Europea.

"No podemos entender que aplaudan y disfruten viendo cadáveres"

"La Unión Europea es quien financia toda esta política migratoria. Toda la política migratoria de España y Marruecos y la represión hacia los migrantes para alejarlos de la frontera es responsabilidad europea", explica Omar Naji, defensor de DD.HH. y miembro de la AMDH de Nador, ciudad fronteriza con Melilla. Se refiere a las millonarias cantidades que España y Bruselas pagan anualmente a Marruecos para que impida por todos medios que personas migrantes y refugiadas se acerquen a la frontera.

Omar monitorea la frontera, intenta recopilar información sobre las muertes y desapariciones, denuncia las violaciones de derechos humanos e informa a las familias de las víctimas.

Cuenta que los cuerpos de las personas fallecidas siguen en la morgue del hospital de Nador sin identificar y sin autopsia. Las autoridades marroquíes nos impiden acceder a dicho hospital y filmar en el cementerio donde serán enterrados los cuerpos, lugar en el que se han cavado almenos 20 fosas.

Al otro lado de la frontera, en Melilla, los supervivientes de la masacre protestan reivindicando Justicia por los hermanos muertos. "¡Las vidas negras importan, las vidas negras importan!", gritan en su recorrido desde el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) hasta el centro de la ciudad, donde se concentran para exigir públicamente a los gobiernos de España y Marruecos que respeten los derechos humanos.

"Apelamos al Gobierno de España. ¿Por qué no respeta los derechos humanos? No podemos entender que aplaudan y disfruten viendo cadáveres", dice Husein, también sudanés y representante de los solicitantes de asilo del CETI de Melilla.

Con la certeza de que no se abrirá ninguna investigación judicial, miles de migrantes y refugiados como estos jóvenes no están dispuestos a claudicar en su defensa del derecho a la vida a pesar de la muerte infligida en las fronteras europeas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente