Mercados españoles cerrados

Toyota y el gobierno japonés recuerdan a Trump sus inversiones en EEUU

El gobierno japonés y la compañía Toyota reaccionan de forma conciliadora al nuevo tuit del presidente electo estadounidense Donald Trump, en que amenazaba a la empresa de automóviles con importantes aranceles si construia una fábrica en México. Exactamente, el tuit de Trump del jueves decía: “¡De ninguna manera! Construya la planta en Estados Unidos o pague una gran arancel aduanero”.

Toyota Motor said will build a new plant in Baja, Mexico, to build Corolla cars for U.S. NO WAY! Build plant in U.S. or pay big border tax.— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 5 de gener de 2017

El presidente electo se refería por error a una factoría de Baja California, que ya existe desde 2002, cuando el proyecto de Toyota es una nueva planta en El Bajío, en el estado de Guanajato. Incluso el Gobierno nipón ha tenido que intervenir en el asunto.

“Sabemos que la industria japonesa del automóvil ha contribuido a la economía estadounidense dando empleo a un millón y medio de personas”, manifestó el ministro de Economia, Comercio e Industria, Hiroshige Seko. “Además, no tenemos ningún plan para llevarnos las fábricas existentes en Estados Unidos a México u otros países”.

Concretamente, Toyota tiene previsto abrir la nueva fábrica en Guanajato en 2019 con doscientas mil unidades al año del modelo Corola. Es el segundo coche de la marca con más ventas en Estados Unidos, pero la compañía precisa que lo que hace es transferir una factoría que existe actualmente en Cambridge, Canadá.

Es la primera vez que Trump amenaza con grandes aranceles a una empresa no estadounidense. El patrón de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, manifestó desde el salón electrónico de Las Vegas que su grupo se adaptaría a la nueva situación en Estados Unidos “a condición que haya la misma regla para todos”.

Statement in response to the President Elect’s recent comment. Please visit https://t.co/BxLSOPbXV8 for more information pic.twitter.com/d8E8TQnzqc— Toyota USA (@Toyota) 5 de gener de 2017