Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.060,20
    +24,60 (+0,27%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.178,01
    +4,03 (+0,10%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0874
    -0,0018 (-0,16%)
     
  • Petróleo Brent

    86,39
    -1,08 (-1,23%)
     
  • Oro

    1.927,60
    -2,40 (-0,12%)
     
  • BTC-EUR

    21.150,88
    -194,93 (-0,91%)
     
  • CMC Crypto 200

    526,66
    +9,65 (+1,87%)
     
  • DAX

    15.150,03
    +17,18 (+0,11%)
     
  • FTSE 100

    7.765,15
    +4,04 (+0,05%)
     
  • S&P 500

    4.070,56
    +10,13 (+0,25%)
     
  • Dow Jones

    33.978,08
    +28,67 (+0,08%)
     
  • Nasdaq

    11.621,71
    +109,30 (+0,95%)
     
  • Petróleo WTI

    79,38
    -1,63 (-2,01%)
     
  • EUR/GBP

    0,8766
    -0,0010 (-0,12%)
     
  • Plata

    23,73
    -0,30 (-1,23%)
     
  • NIKKEI 225

    27.382,56
    +19,81 (+0,07%)
     

La manera más sencilla de evitar que los cristales del coche no se empañen durante todo el invierno

Se acerca el invierno y con él llega el frío y la rutina tediosa de encontrarse los cristales del coche empañados o incluso que éstos empiecen a empañarse durante la conducción. ¿La causa? La humedad del aire, que se encuentra más presente en los meses de invierno con la bajada de las temperaturas, las nevadas y las heladas. A pesar de que actualmente existen vehículos que cuentan con climatizadores y aires acondicionados potentes en cuanto a la eliminación de la condensación, hay remedios caseros sencillos y económicos para evitar que los cristales se empañen de manera permanente.

En primer lugar, se necesita un bote de espuma de afeitar y un par de trapos que servirán para aplicar y retirar el gel. Es importante que los trapos estén limpios y en buen estado. Cómo se observa en el vídeo, antes de aplicar la espuma, se debe agitar un par de veces para evitar que ésta salga líquida, algo que disminuye el efecto del procedimiento. Una vez completado este paso, se aplica una pequeña cantidad sobre uno de los trapos. Acto seguido, se esparce por toda la zona del cristal, en este caso, el delantero, desde el interior del vehículo. Tras dejar reposar el gel durante unos diez minutos, se retiran los restos adyacentes con el otro trapo hasta dejar el cristal totalmente limpio de espuma. Es fundamental no añadir ningún otro tipo de líquido limpiacristales o similar, puesto que el trapo debe estar libre de productos. Tras finalizar el proceso, los cristales permanecerán libres de vaho gracias al efecto del gel, tal y cómo se muestra en el vídeo. Se puede aplicar este método a todas las superficies acristaladas del vehículo, siempre siguiendo los pasos indicados anteriormente.

Otro de los remedios caseros más conocidos es el uso de champú o la combinación de agua con vinagre blanco, que también permite una notable eliminación del vaho. Por otra parte, el más popular y extendido, es el de conectar el aire acondicionado o el climatizador y dirigirlo hacia el cristal empañado.