Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.963,94
    -62,18 (-1,54%)
     
  • Nasdaq

    11.049,50
    -176,86 (-1,58%)
     
  • NIKKEI 225

    28.162,83
    -120,20 (-0,42%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0343
    -0,0061 (-0,59%)
     
  • Petróleo Brent

    82,45
    -1,18 (-1,41%)
     
  • BTC-EUR

    15.706,11
    -440,75 (-2,73%)
     
  • CMC Crypto 200

    380,84
    +0,55 (+0,14%)
     
  • Oro

    1.740,00
    -14,00 (-0,80%)
     
  • HANG SENG

    17.297,94
    -275,64 (-1,57%)
     
  • Petróleo WTI

    76,63
    +0,35 (+0,46%)
     
  • EUR/GBP

    0,8651
    +0,0056 (+0,65%)
     
  • Plata

    20,89
    -0,55 (-2,54%)
     
  • IBEX 35

    8.323,20
    -93,40 (-1,11%)
     
  • FTSE 100

    7.474,02
    -12,65 (-0,17%)
     

Referendos de anexión a Rusia: "victoria" para Moscú, "farsa" para Occidente

Pese al rechazo de la comunidad internacional, Donetsk, Lugansk, Zaporizhia y Jersón, regiones del este y el sur de Ucrania controladas por autoridades prorrusas, llevaron a cabo referendos de autodeterminación que, según sus reportes, aprobaron con una altísima votación su incorporación a la Federación de Rusia. Ucrania y prácticamente toda la comunidad internacional ha negado la legitimidad de estas consultas, mientras Rusia las cataloga como una “victoria”. Lo analizamos en nuestro programa.

Recientemente las autoridades de estas cuatro regiones anunciaron que prevén solicitar muy pronto al presidente de Rusia, Vladimir Putin, la incorporación oficial a la Federación.

De llegar a concretarse la incorporación en el caso de Donetsk y Lugansk, solo entrarían los territorios que comprenden las autodenominadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, que tampoco cuentan con un reconocimiento internacional.

La mayoría de la población de estas regiones, sobre todo Donetsk y Lugansk, son rusoparlantes y étnicamente eslavos, muchos de ellos no hablan ucraniano con fluidez y han crecido compartiendo una mezcla de cultura, tanto rusa como ucraniana.

Estas cuatro regiones representan buena parte del motor económico de Ucrania: son zonas industrializadas donde hay una amplia industria minera, aeronáutica, centros académicos y puertos. Es por ello que Rusia se beneficiaría con esta incorporación al tener control total de las costas del mar Azov y los puertos que en él se encuentran, además que le permitiría tener un corredor terrestre que comunique con la península de Crimea, dando una opción adicional al paso por el estrecho de Kresh.

¿Qué significaría esta incorporación en el marco de la guerra actual? ¿Qué busca Rusia con ella? ¿Qué va a hacer la comunidad internacional al respecto? ¿Qué hará Ucrania ante esta posible ruptura de su integridad territorial? Lo analizamos en esta edición de El Debate junto a nuestros invitados:

- Beata Wojna, internacionalista y profesora de relaciones internacionales en el Tec de Monterrey, sede Ciudad de México. Fue embajadora de Polonia en México y Centroamérica entre los años 2014 y 2018.

- Andrés Serbin, doctor en Ciencias Políticas, analista internacional y presidente del think tank regional CRIES.