Mercados españoles abiertos en 1 hr 12 mins

Rajan Tata deja su imperio a un ejecutivo exterior a la dinastía india

El patrón del poderoso grupo indio Tata, Ratan Tata, se jubila con 75 años. Cumplidos este mismo viernes y tras veintiún años como presidente, Ratan Tata deja el grupo con una facturación anual de 75.000 millones de euros y el símbolo de la nueva India global.

“Muchas gracias por el increíble apoyo que me habéis dado y el tiempo que me dedicáis estando aquí”, manifestó emocionado Ratan en su despedida. “Hoy es otro día memorable de lo que ha sido un largo viaje”.

Actualmente, el sesenta por ciento de los ingresos del grupo proviene del exterior donde posee un centenar de filiales en una cincuentena de países: desde el sector automovilístico al metalúrgico, pasando por las telecomunicaciones o la hostelería. En 2007, Tata compró la acerera holandesa-británica Corus que rebautizó como Tata Steel Europe. Al año siguiente, presentó el coche más barato del mercado, el Nano, por 1.500 euros. Y, el mismo 2008, aquirió la empresa de vehículos de lujo británicos Jaguar Land Rover al estadounidense Ford. Además, en la pasada década se ha hecho tanto con marcas de té como de café de todo el mundo.

La paradoja es que Ratan Tata, soltero, no deja descendencia y será un ejecutivo de 33 años, Cyrus Mistry, quien ocupe su cargo. Se trata del final de una dinastía que se inició en la segunda mitad del siglo XIX, aunque no el fin del grupo.

del siglo XIX, aunque no el fin del grupo.