Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.059,20
    +77,00 (+0,86%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.034,25
    +34,81 (+0,87%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2149
    +0,0081 (+0,67%)
     
  • Petróleo Brent

    68,41
    +0,32 (+0,47%)
     
  • Oro

    1.831,50
    +15,80 (+0,87%)
     
  • BTC-EUR

    47.510,74
    +134,70 (+0,28%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.495,92
    +60,14 (+4,19%)
     
  • DAX

    15.399,65
    +202,91 (+1,34%)
     
  • FTSE 100

    7.129,71
    +53,54 (+0,76%)
     
  • S&P 500

    4.228,35
    +26,73 (+0,64%)
     
  • Dow Jones

    34.686,00
    +137,47 (+0,40%)
     
  • Nasdaq

    13.771,32
    +138,47 (+1,02%)
     
  • Petróleo WTI

    65,00
    +0,29 (+0,45%)
     
  • EUR/GBP

    0,8692
    +0,0010 (+0,11%)
     
  • Plata

    27,40
    -0,07 (-0,24%)
     
  • NIKKEI 225

    29.357,82
    +26,45 (+0,09%)
     

La prueba de que un Tesla eléctrico puede ser más rápido que un Mustang

La disputa entre los antiguos coches de gasolina y los nuevos vehículos eléctricos está abierta en todo el mundo, pero no son tantas las ocasiones en que la comparativa es tan icónica como en este vídeo. Un Ford Mustang Shelby GT350 de los años 60, con su poderoso motor rugiendo, desafía a un Tesla Model S, pero este enseguida le deja atrás.

Mike Hammer es un famoso cómico y mago de Las Vegas, en Estados Unidos, y un gran aficionado a los coches. En sus redes sociales comparte orgulloso imágenes de su Tesla S, un coche cuyo precio empieza a partir de 90.000 euros, aunque sus versiones deportivas llegan a 120.000 y 150.000 euros. Estas últimas pueden alcanzar los 322 kilómetros por hora, con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 2,1 segundos, lo que lo convierte en uno de los vehículos eléctricos más veloces del mercado. No es de extrañar que Tesla sea la marca que consiguió volver populares este tipo de coches.

En un vídeo publicado en su cuenta de TikTok, se ve a Hammer junto a un amigo, con el que se va a medir en una carretera de Las Vegas, característica por sus varios carriles y ningún desnivel. Frente al bólido eléctrico, su compañero conduce un Ford Mustang Shelby GT350 del 67. Con medio siglo a sus espaldas, este coche es todo un icono de la época dorada de los ‘muscle cars’ norteamericanos.

Al inicio de las imágenes, ambos contendientes están esperando a que la luz del semáforo se ponga en verde. El Tesla de Hammer aguarda con su silencioso motor, mientras que el del Mustang ruge con los acelerones que hace en broma su amigo. Se abre el semáforo, y los dos aceleran a fondo. El Tesla se sitúa en cabeza, pero en un primer momento parece que la carrera está reñida. Sin embargo, a los pocos segundos el eléctrico deja clara su ventaja y toma distancia de su “viejo” competidor.