Mercados españoles cerrados

La justicia francesa suspende el plan de crisis de Peugeot-Citröen

El Tribunal de Apelación de París suspendió el plan de reestructuración de Peugeot-Citröen al dictaminar que no se había informado a los trabajadores de la filial Faurecia, que suministra componentes para los vehículos que fabrican ambas marcas. El plan de la dirección es reducir la plantilla en 8.000 personas en Francia y cerrar, de aquí a 2014, la factoría en las afueras de París de Aulnay-sous-Bois.

Una de las fábricas de Faurecia es fuertemente dependiente de la planta de Aulnay-sous-Bois y, la otra, se encuentra también en dificultades. Un portavoz del grupo afirmó que la decisión judicial no detendría las negociaciones con los sindicatos.