Mercados españoles abiertos en 4 hrs 29 min
  • S&P 500

    3.693,23
    -64,76 (-1,72%)
     
  • Nasdaq

    10.867,93
    -198,87 (-1,80%)
     
  • NIKKEI 225

    26.584,04
    -569,79 (-2,10%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9665
    -0,0023 (-0,24%)
     
  • Petróleo Brent

    86,39
    +0,24 (+0,28%)
     
  • BTC-EUR

    19.576,10
    -180,23 (-0,91%)
     
  • CMC Crypto 200

    434,42
    -10,12 (-2,28%)
     
  • Oro

    1.647,40
    -8,20 (-0,50%)
     
  • HANG SENG

    17.942,51
    +9,24 (+0,05%)
     
  • Petróleo WTI

    78,93
    +0,19 (+0,24%)
     
  • EUR/GBP

    0,9136
    +0,0203 (+2,27%)
     
  • Plata

    18,64
    -0,27 (-1,43%)
     
  • IBEX 35

    7.583,50
    -191,20 (-2,46%)
     
  • FTSE 100

    7.018,60
    -140,92 (-1,97%)
     

La inflación en Reino Unido alcanza su registro más alto en 40 años

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Reino Unido superó los dos dígitos por primera vez desde 1982, de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). El incremento, en parte, responde a un aumento en el precio de los alimentos y los combustibles. En medio de la situación, que podría afectar el crecimiento económico del país para el presente año, el Gobierno ha prometido recursos para atender a los más necesitados.

En varios países del mundo, la inflación se ha convertido en el objetivo principal a atacar debido al impacto que tiene en la población. En Reino Unido, un día después de anunciar que el salario real –aquel que resulta de descontar al salario nominal la inflación para determinar el valor del poder adquisitivo–, el índice de Precios al Consumidor (IPC) registró un incremento hasta alcanzar el 10,1% en el mes de julio a tasa anual.

El dato, dado a conocer el 17 de agosto, revela un salto de 0,7 puntos porcentuales respecto al sexto mes del año y supone el peor registro en la nación desde hace 40 años cuando, en febrero de 1982, se ubicó en 10,4%

Si se toma en cuenta el lapso de los últimos 70 años, es la cuarta vez que la nación supera el umbral del 10% de IPC.

El anuncio, realizado por la ONS, superó las estimaciones de los analistas en cuatro décimas de punto porcentual; ya que los mismos habían anunciado un alza hasta el 9,8% de inflación en el período junio-julio del presente año.

Unos de los rubros que presionó para empujar a la inflación a dos dígitos fue el de los alimentos. De acuerdo con el informe, se registró un incremento de 2,3% entre junio y julio, siendo el aumento más alto a nivel mensual en los últimos 21 años.

"Los precios de los alimentos aumentaron notablemente, en particular los productos de panadería, lácteos, carnes y verduras", indicó Grant Fitzner, economista jefe de la ONS.

No obstante, para otro grupo de expertos “lo peor está por venir” ya que el Banco de Inglaterra indicó que es posible un incremento en el precio del gas para el mes de octubre, que sumado a la presente crisis podría empujar a Reino Unido a una recesión prolongada.

El panorama, que se presenta en medio de la carrera para la elección de un nuevo primer ministro ha llevado a las autoridades del Banco de Inglaterra a elevar en medio punto base la tasa de interés hasta alcanzar 1,75% a principios de julio, la tasa más alta desde la crisis financiera mundial de 2008.

"Esperamos otra subida de tipos de 50 puntos base en septiembre y no descartamos otra subida en noviembre", dijo James Smith, economista de mercados desarrollados de ING Economics a la agencia de noticias AP.

Gobierno mantendrá las ayudas (por el momento)

La inflación es un problema que se presenta actualmente, entre otras cosas, como una consecuencia de la guerra en Ucrania, que ha provocado un aumento en los precios de la energía debido al carácter de Rusia como uno de los principales exportadores de petróleo y gas, y los inconvenientes en la cadena de suministro que existían a principio del año.

La inflación de 10,1% se percibe como un revés y un problema adicional para el Banco Central en su tarea de disminuir la inflación a su objetivo del 2%.

Por el momento, el Gobierno británico ha anunciado planes para ayudar a los más vulnerables, la población más afectada por el aumento de precios de alimentos y energía. En este sentido se anunció un paquete de ayuda valorado en 37.000 millones de libras esterlinas (poco más de 44.500 millones de dólares) que establece pagos adicionales para aquellos con ingresos bajos y 400 libras de descuento en las facturas de energía para todos en los próximos meses.

“Entiendo que los tiempos son difíciles y la gente está preocupada por los aumentos de precios que enfrentan los países de todo el mundo (…) Controlar la inflación es mi máxima prioridad y estamos tomando medidas a través de una política monetaria fuerte e independiente, decisiones fiscales, de gasto responsable, y reformas para impulsar la productividad”, explicó el canciller de Hacienda, Nadhim Zahawi.

Sharon Graham, secretaria general de Unite, uno de los principales sindicatos británicos, señaló que la inflación alcanzó “nuevos niveles peligrosos” para los trabajadores y sus familias al tiempo que responsabilizó de la situación a las empresas.

“El salario real ha caído al nivel más bajo registrado, por lo que si las cifras de hoy demuestran algo, es que los salarios no están impulsando la inflación (…) Desde la pandemia, las 350 principales empresas que cotizan en el FTSE (el índice bursátil de referencia de la Bolsa de Valores de Londres) han experimentado un aumento de sus beneficios del 43%. Reino Unido tiene una crisis de especulación: ¿cuándo se hará algo al respecto?”

Con AP, Reuters, EFE y medios británicos