Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    10.686,00
    +36,20 (+0,34%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.955,01
    -11,67 (-0,23%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0646
    -0,0085 (-0,79%)
     
  • Petróleo Brent

    90,21
    +0,47 (+0,52%)
     
  • Oro

    2.360,20
    -12,50 (-0,53%)
     
  • Bitcoin EUR

    59.853,87
    -2.528,77 (-4,05%)
     
  • CMC Crypto 200

    885,54
    0,00 (0,00%)
     
  • DAX

    17.930,32
    -24,16 (-0,13%)
     
  • FTSE 100

    7.995,58
    +71,78 (+0,91%)
     
  • S&P 500

    5.123,41
    -75,65 (-1,46%)
     
  • Dow Jones

    37.983,24
    -475,84 (-1,24%)
     
  • Nasdaq

    16.175,09
    -267,10 (-1,62%)
     
  • Petróleo WTI

    85,45
    +0,43 (+0,51%)
     
  • EUR/GBP

    0,8547
    +0,0004 (+0,05%)
     
  • Plata

    27,97
    -0,28 (-0,99%)
     
  • NIKKEI 225

    39.523,55
    +80,92 (+0,21%)
     

Así se descubrió la estafa piramidal de 'Sonnedix Gabon'

Una empresa llamada ‘Sonnedix Gabon’ ofreció a los usuarios inversiones en energía solar en diciembre y enero, prometiendo enormes pagos. Pero uno de nuestros observadores en Gabón rápidamente se dio cuenta de que era una estafa y trató de advertir a los demás. La empresa internacional Sonnedix, activa en 10 empresas, negó tener operaciones en Gabón. Y el llamado ‘Sonnedix Gabon’ desapareció sin dejar rastro el 10 de enero, sorprendiendo a quienes habían invertido.

"La empresa ‘Sonnedix Gabon’ está de su lado para la prosperidad compartida", "Únase a la comunidad de ‘Sonnedix Gabon’ para ganarse la vida de manera segura y honesta" y "¡Confiar en Sonnedix es confiar en la riqueza!" Esto fue lo que se escribió en la página de Facebook de ‘Sonnedix Gabon’.

La empresa se presentó como un proveedor de energía solar que ofrece a "usuarios de todo el mundo una oportunidad de inversión rentable y segura". También se hizo pasar por una subsidiaria del verdadero grupo Sonnedix con sede en el Reino Unido, al usar el logotipo de la empresa y enumerar su sitio web como ‘www.Sonnedix.com/fr’.

La verdadera empresa ‘Sonnedix’ publicó un comunicado el 28 de diciembre, en el cual explicó que no tenía filiales en África y afirmó que nunca pediría dinero ni información personal. Pero esto no impidió que la página de Facebook de ‘Sonnedix Gabón’ siguiera promocionando sus actividades.

ANUNCIO

En efecto, ‘Sonnedix Gabon’ era una empresa real, que estaba registrada legalmente ante las autoridades gabonesas desde el 10 de noviembre de 2022; incluso tenía un documento oficial gracias a este registro. Las autoridades nos confirmaron la autenticidad de este documento, precisando a la vez que la empresa no tenía permitido proponerles a sus clientes que invirtieran en sus actividades.

‘Sonnedix Gabon’ es un claro ejemplo de un esquema Ponzi, es decir, un fraude en el que los intereses del dinero de los inversionistas son pagados principalmente con el dinero que aportan los nuevos clientes. Este sistema colapsa cuando ya no hay nuevos inversionistas.

Para ‘Sonnedix Gabon’ todo terminó la noche del 10 de enero. La empresa eliminó su página de Facebook y los principales administradores desaparecieron. Al no poder retirar su dinero, algunas víctimas decidieron acudir a las oficinas de Sonnedix en la capital gabonesa

No se sabe exactamente cuántas personas fueron estafadas. ‘Sonnedix Gabon’ afirmaba tener 100.000 integrantes, una cifra probablemente exagerada. En los grupos de WhatsApp creados por ‘Sonnedix Gabon’ para estar en contacto con los inversionistas se contaron casi 1.000 personas y varios centenares seguían su página de Facebook.

Tras ser contactado por nuestro equipo, el Ministerio de Economía de Gabón publicó un comunicado confirmando que ‘Sonnedix Gabon’ no tenía un acuerdo debidamente establecido para realizar actividades bancarias e invitó a las víctimas a denunciar.

No es la primera vez que un caso de este tipo ocurre en Gabón. En el verano de 2022, la empresa JDS Technologies estafó a miles de gaboneses utilizando el mismo método.

En este episodio de Los Observadores, analizamos cómo ‘Sonnedix Gabon’ logró convencer a los inversores de que era una empresa real. Y cómo nuestro observador Boursier Tchibinda pudo descubrir la estafa.