Mercados españoles cerrados en 4 hrs 18 min
  • IBEX 35

    7.343,70
    -98,50 (-1,32%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.301,30
    -34,00 (-1,02%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9720
    -0,0019 (-0,19%)
     
  • Petróleo Brent

    89,65
    +0,33 (+0,37%)
     
  • Oro

    1.657,80
    -12,20 (-0,73%)
     
  • BTC-EUR

    19.980,90
    +379,12 (+1,93%)
     
  • CMC Crypto 200

    443,91
    +15,13 (+3,53%)
     
  • DAX

    12.060,30
    -122,98 (-1,01%)
     
  • FTSE 100

    6.960,87
    -44,52 (-0,64%)
     
  • S&P 500

    3.719,04
    +71,75 (+1,97%)
     
  • Dow Jones

    29.683,74
    +548,75 (+1,88%)
     
  • Nasdaq

    11.051,64
    +222,13 (+2,05%)
     
  • Petróleo WTI

    82,42
    +0,27 (+0,33%)
     
  • EUR/GBP

    0,8958
    +0,0017 (+0,19%)
     
  • Plata

    18,65
    -0,23 (-1,22%)
     
  • NIKKEI 225

    26.422,05
    +248,07 (+0,95%)
     

Así es el apartamento claustrofóbico de 7 metros cuadrados por el que una joven paga 650 dólares en Nueva York

Una joven neoyorquina de 25 años llamada Alaina Randazzo ha sorprendido a todo el mundo mostrando el minúsculo apartamento en el que vive en el centro de Manhattan. Se trata de un inmueble de 7 metros cuadrados por el que paga 650 dólares mensuales que no tiene baño y que comparte con su perro.

Randazzo le ha abierto las puertas de su hogar al YouTuber Caleb Simpson, especializado en dar a conocer algunos de los lugares más singulares de Nueva York, y ha compartido un vídeo enseñando los recovecos de este espacio, que se asemeja más a un vestidor que a una vivienda.

Se trata de una microunidad que cuenta con dos alturas. La primera tiene una pequeña cocina con fregadero ubicada sobre una nevera diminuta, un sofá cama y un televisor de pantalla plana colgado de la única pared libre.

Unas escaleras laterales dan acceso a la segunda altura en la que se esconde la zona de descanso. Esta consta de una tarima con capacidad para un colchón que se encuentra a escasos centímetros del techo, lo que le supone una preocupación por el riesgo que corre de golpearse la cabeza.

Evidentemente, no tiene armarios en los que guardar su ropa y a esta no le queda otra que colgarla de las paredes. Para hacer sus necesidades o asearse, tiene que salir del apartamento para llegar a un baño común ubicado al final del pasillo de su rellano.

Afortunadamente, la chica tiene una gran relación y confianza con todos sus vecinos y puede dejar sus artículos de higiene en el lavabo común o pasearse en paños menos cuando sale de la ducha.

También utiliza la azotea del edificio tanto para airearse y liberarse de la sensación de claustrofobia así como para instalar allí su despacho los días que le toca trabaja desde casa, que son tres a la semana.

Alaina Randazzo vivía hasta hace poco en un apartamento de lujo que le costaba más de 3.200 dólares y con el cambio de vivienda se ahorra más de 2.500 dólares mensuales.

A pesar de que muchos lo consideran una infravivienda, este tipo de apartamentos tienen una gran demanda en la ciudad de Nueva York por los altos precios que maneja el mercado inmobiliario.