Mercados españoles abiertos en 4 mins
  • S&P 500

    4.577,10
    +64,06 (+1,42%)
     
  • Nasdaq

    15.381,32
    +127,27 (+0,83%)
     
  • NIKKEI 225

    28.029,57
    +276,20 (+1,00%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1293
    -0,0013 (-0,11%)
     
  • Petróleo Brent

    71,03
    +1,36 (+1,95%)
     
  • BTC-EUR

    50.314,11
    -372,78 (-0,74%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.447,72
    +8,84 (+0,61%)
     
  • Oro

    1.771,20
    +8,50 (+0,48%)
     
  • HANG SENG

    23.680,03
    -108,90 (-0,46%)
     
  • Petróleo WTI

    67,84
    +1,34 (+2,02%)
     
  • EUR/GBP

    0,8505
    +0,0011 (+0,13%)
     
  • Plata

    22,35
    +0,04 (+0,17%)
     
  • IBEX 35

    8.300,80
    -151,80 (-1,80%)
     
  • FTSE 100

    7.129,21
    -39,47 (-0,55%)
     

No solo es el apagón de Facebook y WhatsApp: Mark Zuckerberg se asoma al precipicio

·5 min de lectura

Facebook, Instagram y WhatsApp se enfrentaron a un apagón masivo ayer, el peor desde 2008, que dejó fuera de servicio a todos los servicios ofrecidos por la compañía durante más de seis horas. Aunque todas las redes sociales de la compañía están de nuevo en línea, eso no impidió que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, perdiera más de 6.000 millones de dólares en cuestión de horas debido a la interrupción.

Según informa Bloomberg, las acciones de Facebook bajaron casi un 5% el lunes, y un 15% en comparación con mediados de septiembre. Como era de esperar, estas cifras también afectaron al valor de Zuckerberg, que terminó el día en 121.600 millones de dólares. Zuckerberg ha descendido al 5º puesto en el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, una clasificación de las 500 personas más ricas del mundo. En el cuarto puesto se encuentra ahora el cofundador de Microsoft, Bill Gates, con un patrimonio neto de 124.000 millones de dólares.

No solo es el apagón de Facebook y WhatsApp: Mark Zuckerberg se asoma al precipicio. REUTERS/Leah Millis
No solo es el apagón de Facebook y WhatsApp: Mark Zuckerberg se asoma al precipicio. REUTERS/Leah Millis

Es muy probable que Mark Zuckerberg recupere el dinero perdido en cuestión de días (o incluso de horas). Así funciona la bolsa. Pero lo que es difícil que recupere es su buen nombre, algo que parece perdido de manera irremediable. 

Mark Zuckerberg ha dejado de ser visto como ese joven iluminado que creó un imperio desde el dormitorio de su residencia de estudiantes en Harvard. Ahora mismo, su reputación es la de un antagonista de un cómic: alguien oscuro, con malas intenciones y vengativo.

Facebook ha sido objeto de un escrutinio especialmente intenso durante la última semana tras una serie de informes poco halagüeños del Wall Street Journal en los que se afirmaba que la empresa era consciente de su impacto psicológico perjudicial en las adolescentes, que respondía débilmente a los cárteles de la droga y a los traficantes de personas que utilizaban sus plataformas y que no tomaba medidas cuando sus usuarios de alto perfil publicaban contenidos violentos y conspirativos. 

Hace tan solos unos días supimos que la compañía de Mark Zuckerberg oculta en un cajón una investigación que confirma que Instagram es muy dañino para los adolescentes, ahora sabemos por otro documento secreto que considera a los niños de entre 10 y 12 años como 'riqueza sin explotar'.

Facebook se alimenta de las miserias humanas

Otro escándalo reciente de la compañía ha sido el protagonizado por la ex empleada de Facebook, convertida en denunciante, Frances Haugen. Esta trabajadora ha revelado una verdad impactante: Facebook e Instagram quieren que te sientas mal contigo mismo. Los pensamientos de los usuarios, como la depresión, la vergüenza, la ira e incluso el pensamiento suicida, podrían ser la principal fuente de ingresos de estas redes sociales.

¿Cómo puede ser eso? Haugen dijo que Facebook ignoró por completo la investigación sobre el bienestar de los usuarios en la plataforma. De las "miles de opciones" de su algoritmo, la empresa optó por mostrar a los usuarios contenidos que les hacían "enfadarse más".

"Una de las consecuencias de la forma en que Facebook está eligiendo ese contenido hoy es que está priorizando el contenido que obtiene compromiso o reacción. Pero su propia investigación está mostrando que el contenido que es odioso, que es divisivo, que es polarizante, es más fácil de inspirar a la gente a la ira que a otras emociones", agregó Haugen, según Cnet.

Para resumir, el contenido que hace que la gente se enfade, se moleste o se deprima le da a Facebook mucha audiencia. Su investigación demostró que los usuarios son propensos a "reaccionar" más a esos contenidos que inducen emociones.

Las víctimas específicas de esta manipulación son los jóvenes y las adolescentes. Facebook supuestamente se aprovecha de sus emociones, provocando que duden de sí mismas, tengan trastornos alimenticios y sufran episodios depresivos. Esto crea un ciclo en el que los adolescentes utilizarían más la aplicación para sentirse satisfechos consigo mismos e inspirados.

Todo cambió con Cambridge Analytica 

Los problemas de Facebook empezaron en marzo de 2018. En esa época, The New York TImes, The Guardian y The Observer publicaron una investigación conjunta en la que revelaron que la red social había permitido que una empresa llamada Cambridge Analytica recopilara datos de millones de sus usuarios. Más tarde, esa compañía uso esa información para ayudar a Trump mediante agresivas campañas publicitarias a llegar a la presidencia de los Estados Unidos, algo que consiguió contra todo pronóstico en 2016.

En 2020, la red social sufrió el boicot de grandes compañías como Coca-Cola o Unilever, que no quieren que sus publicidades aparezcan en páginas que incitan al odio racista. Esta medida ha llegado a ocasionar una pérdida de 7.000 millones de dólares para Mark Zuckerberg. Para completar su aciago 2020, encima ha tenido que testificar ante una comisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos para defender que su empresa no ejerce un monopolio en el negocio de las redes sociales.

Desde ese momento, millones de personas se han dado de baja de la red social, asustados por el poder que puede tener para desestabilizar la democracia. Y no solo eso, cualquier problema que tenga la red social espanta a los inversores de forma masiva, como bien hemos podido comprobar en el batacazo bursátil vivido en las últimas horas por la compañía. 

Más noticias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente